Síndrome del intestino permeable, ¿qué es? y ¿qué hacer?

La permeabilidad intestinal, también llamada síndrome del intestino permeable o agujereado es un desequilibrio a nivel intestinal que se refleja en todo el organismo y que se ha visto aumentado exponencialmente a lo largo de los últimos años.

Este aumento estará relacionado por el ritmo y estilo de vida que llevamos. El estrés y una alimentación poco adecuada (principalmente en lo referente a la calidad) llevan a la inflamación de la pared intestinal y a que se haga permeable.

¿Qué es el Síndrome del Intestino permeable?

El Síndrome del Intestino Permeable es una alteración de la pared del intestino delgado que hace que sustancias y microorganismos pasen esta barrera y lleguen al torrente sanguíneo. Esta situación presenta un conjunto de síntomas muy dispares, lo que dificulta un posible diagnóstico.

Pero empezaremos poco a poco para entender mejor cómo funciona este síndrome.

La barrera intestinal

Nuestro intestino es una barrera, similar a la piel, que separa la zona exterior de la interior.

En una persona sana, la mucosa del intestino delgado tiene una superficie extendida de entre 400 y 600 m2.

En el caso del intestino, el exterior no está realmente fuera del cuerpo pero está en contacto con sustancias que no deben entrar en la circulación sanguínea, por lo que serán eliminadas al final del proceso de digestión. Así, nuestra barrera intestinal regula de forma selectiva el paso de sustancias entre la luz intestinal y el torrente sanguíneo.

La capa protectora de la mucosa intestinal está cubierta por una sustancia viscosa donde se puede encontrar la microbiota intestinal (más conocida como la flora intestinal y que tiene importantes funciones protectoras) y debajo una capa de inmunoglobulinas A, que sirven de protección y defensa.

El epitelio intestinal tiene como funciones la absorción de nutrientes y eliminación de sustancias que podrían ser prejudiciales a nuestro organismo.

Para poder realizar correctamente sus funciones, el paso de un lado del intestino al otro tiene que ser posible (pero controlado). Este trasnporte se hace cruzando a través de los enterocitos (así se llaman las células intestinales) o pasando entre ellos.

Los enterocitos se unen entre ellos a través de unas proteínas específicas que tienen la propiedad de poder abrir o cerrar el paso a las moléculas que quieren llegar al torrente sanguíneo, permitiendo apenas el paso a las que cumplen con unas características. A este paso de un lado al otro de los enterocitos se llama permeabilidad intestinal.

Alteraciones en la permeabilidad intestinal

Cuando se produce una alteración en la permeabilidad intestinal (o sea, cuando el paso entre enterocitos no está tan controlado como debería y están pasando moléculas que deberían estar prohibidas), entran en la sangre sustancias que no deberían hacerlo, afectando a los sistemas (hormonal, inmunitario, nervioso, respiratorio, digestivo, reproductivo). Dependiendo de las sustancias que sean, así serán las consecuencias y los síntomas.

Si lo que pasan son sustancias tóxicas, se pueden desencadenar enfermedades inflamatorias digestivas, autoinmunes, alergias e intolerancias alimentarias. En cambio, si pasan bacterias, hongos u otros microorganismos, veremos aumentada nuestra susceptibilidad a desarrollar enfermedades infecciosas, que incluso puede ser de gravedad al tener un sistema inmune deficitario.

¿Cuáles son las consecuencias del aumento de permeabilidad intestinal?

El aumento de la permeabilidad intestinal aumentada parece estar presente en numerosos desequilibrios y enfermedades:

  • Eccema
  • Urticaria
  • Dermatitis
  • Distensión abdominal
  • Diarrea o estreñimiento
  • Flatulencias
  • Síndrome del colon irritable
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Chron
  • Psoriasis
  • Artritis reumatoide
  • Asma
  • Tiroiditis
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Enfermedad celiaca

¿Cuáles son las causas del aumento de permeabilidad intestinal?

Las causas del aumento de permeabilidad intestinal son muy variadas.

Pueden ser de origen extradigestivo (estrés por ejemplo), de origen digestivo (una lesión directa de la estructura de la pared intestinal producida por enfermedades, medicamentos o por agentes como el tabaco, el alcohol, los metales pesados o sustancias tensoactivas alimentarias).

La disbiosis (desequilibrio de la microbiota intestinal) puede ser a la vez causa y efecto de daños en la barrera del intestino.

¿Qué sintomas se pueden sentir?

Un intestino permeable puede provocar varios síntomas y la alteración de la permeabilidad intestinal puede depender de causas tanto externas como internas. Por eso es importante, en primer lugar, identificar si existe un desequilibrio de base o sí es este la base del desequilibrio.

Generalmente, se caracteriza por:

  • Diarrea
  • Cansancio
  • Cefaleas
  • Hinchazón abdominal
  • Intolerancias alimentarias
  • Dificultad para bajar de peso
  • Dolor articular
  • Problemas de piel

¿Cómo cuidar la mucosa intestinal?

Es posible que existan factores genéticos que faciliten el desarrollo de la permeabilidad intestinal. En la parte de la genética, difícilmente podemos influir. Sin embargo no es motivo para quedarse de brazos cruzados ya que hay mucho que podemos hacer para cuidar nuestra mucosa intestinal.

Cómo en todos los problemas de la vida, lo primero es identificar la causa para poder actuar en ella. Y aunque no siempre sea fácil, cruzarse de brazos solo nos llevará a sentirnos peor cada día. El intestino permeable necesita atención.

Actualmente sabemos que los factores ambientales juegan un importante papel en la alteración de la permeabilidad.

Cómo bien decía Hipócrates, que tu alimento sea tu medicina. Comer bien es primordial. Y con comer bien me refiero a comer de forma equilibrada, variada y evitando alimentos que contengan metales pesados, antibióticos, conservantes y colorantes artificiales y un largo ectecétera. O sea, procurar consumir alimentos de calidad y, siempre que posible, ecológicos.

También una vida activa y una correcta hidratación facilitarán el trabajo del intestino y nuestro estado óptimo de salud. Si piensas en el intestino como una espacio de separación de residuos, es lógico pensar que si los productos no están circulando de forma adecuada, la acumulación es inevitable. Y ¿qué pasa cuando acumulamos muchas cosas? Pues que al final la separación entre lo que nos sirve y lo que no será complicada y seguramente tiramos cosas que necesitaremos y guardamos basura.

Igualmente hay que darle la merecida importancia al descanso. El descanso del intestino y del sistema digestivo, no comiendo constantemente (el ayuno controlado no es tan malo como lo pintan) y también el descanso nocturno. No solo porque se ha visto que el sueño interfiere con el sistema inmunitario (que también), sino porque un todo nuestro organismo funciona mejor cuando está descansado y relajado.

Y por hablar en relajado, el estrés está muy relacionado con la permeabilidad intestinal aumentada. Llevamos una vida muy acelerada y se nota en nuestra salud. Otro punto a controlar.

En resumen, ¿qué hacer? Y ¿qué evitar?

  • Ejercicio físico
  • Hidratación
  • Alimentación variada y equilibrada (si es necesario, se puede contar con la ayuda profesional)
  • Estrés
  • Alcohol
  • Café
  • Tabaco y otras sustancias
  • Ahumados
  • Alimentos procesados ( y todos los que puedan contener metales pesados, antibióticos, conservantes y colorantes artificiales)
  • Evita las semillas, cereales y legumbres durante unos meses (posteriormente se podrán reintroducir)

¿Se puede reequilibrar la mucosa?

Algo muy positivo que tiene nuestro organismo es su capacidad de autocuración. Si le damos tiempo y los cuidados adecuados, volverá a equilibrarse y a recuperar sus funciones normales. Aunque no sea posible para todas las células de nuestro organismo, para el intestino sí.

Para recuperar la mucosa intestinal, lo primero es retirar todo lo que la está dañando o que la puede dañar. El siguiente paso es añadir a nuestro estilo de vida todo lo que va a beneficiar ese equilibrio. Esto es, elimina todo lo que haya que evitar (por lo menos inicialmente, después se podría valorar la reintroducción), empieza a practicar ejercicio moderado, bebe suficiente agua, come bien y todos los consejos que te he ido dando a lo largo de este post.

Deberíamos valorar la introducción de algunos productos o suplementos:

  • Probióticos (reducen el riesgo de disbiosis y fortalece el sistema inmune)
  • Glutamina (la hay ya con vitamina B6, te dejo enlace)
  • Vitamina B6
  • Zinc

Estos productos se pueden incluir en la alimentación a través de alimentos específicos, sin embargo, de forma inicial, es necesario tener en cuenta que no siempre es posible controlar las dosis y las contaminaciones cruzadas.

Probióticos: kéfir

Glutamina: nueces, pavo, pollo, espinacas

Vitamina B6: pollo, salmón, nueces

Zinc: chocolate negro, ostras.

Una vez equilibrada la mucosa, sería beneficioso mantener los hábitos favorables para evitar las recaídas del intestino permeable. No significa que no se puedan introducir pequeños caprichos, pero evitar volver a la situación de daño intestinal.

Te puede interesar
Después de varios días confinados en casa, la ansiedad se hace notar incluso para los
Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea
Poseemos una gran capacidad de adaptación fisiológica a diversos tipos de alimentación. Sin embargo la

El Poder de los Alimentos

El poder de los alimentos es algo increíble y puede permitir al ser humano seguir su proceso evolutivo con la mejor calidad de vida posible.

El ser humano es capaz de ingerir casi todo para alimentarse.

El hecho de que podamos comer una variedad de alimentos no significa que todos sean igualmente apropiados para el consumo humano. La dieta aparte de variada y equilibrada, debe ser personalizada a las necesidades de cada persona.

Poseemos una gran capacidad de adaptación fisiológica a diversos tipos de alimentación. Sin embargo la ciencia de la nutrición nos ha enseñado que existen ciertos alimentos de los cuales no podemos prescindir.

Y aunque después de la revolución industrial tengamos a nuestra disposición muchísimos alimentos seguimos necesitando alimentos frescos y naturales para llevar una dieta variada equilibrada y que nos llene de nutrientes saludables.

El poder de los alimentos en tu mesa

Del alimento, esperamos que nos aporte la energía necesaria para el funcionamiento del organismo, que satisfagan nuestras necesidades de nutrientes y que no nos cause ningún daño.

Sin embargo, hoy en día, hay algunos alimentos que por su consumo habitual, están relacionados con algunas enfermedades como las cardiovasculares y cáncer. Pero también tenemos alimentos que nos pueden permitir una vida de los más saludable.

Alimentos poderosos

La mayoría de los vegetales y frutas contienen sustancias que aportan muchos beneficios a la salud humana. Hablo de vitaminas y minerales, sí, pero también de antioxidante y otros elementos fitoquímicos.

No es mi intención ponerme a hablar de química sino acercarte a las increíbles propiedades de algunos de los alimentos más comunes en la dieta mediterránea.

Diuréticos

Son alimentos que aumentan la producción de orina, favoreciendo el funcionamiento renal y reduciendo los edemas.

  • Apio
  • Puerro
  • Berenjena
  • Espárragos
  • Sandía
  • Melón
  • Arándano

Astringentes

Los alimentos astringentes contienen taninos que secan las mucosas y mucílagos que las suavizan.

Su utilidad está muy relacionada con el sistema digestivo, principalmente a nivel intestinal, aunque puede presentar beneficios en otros sistemas.

  • Manzana
  • Granada
  • Membrillo
  • Nísperos

Protector hepático

Son alimentos que ayudan al hígado en su función de detoxificación.

Suelen aumentar la producción de bilis.

  • Alcachofa
  • Cardo mariano

Remineralizante

Ricos en minerales como el magnesio o el fósforo, estos alimentos ayudan al organismo a mantener las concentraciones ideales de minerales.

  • Coco
  • Almendra
  • Coles
  • Naranjas

Hipolipemiantes

Los alimentos hipolipemiantes facilitan el descenso de colesterol y triglicéridos en sangre.

  • Aguacate
  • Nueces
  • Semillas de girasol

Antioxidantes

Son alimentos que luchan contra los radicales libres y mantienen nuestras células más jóvenes, previniendo lesiones celulares.

  • Naranja
  • Limón
  • Fresas
  • Frutos rojos
  • Frutos secos

Digestivos

Los alimentos digestivos, tal como el nombre indica, nos ayudan a la hora de realizar la digestión, proporcionándonos ezimas digestivas.

  • Piña
  • Mango
  • Papaya
  • Okra
  • Calabacín

Antianémicos

Por su contenido en hierro y otros oligoelementos, los alimentos antianémicos favorecen la producción de sangre.

  • Pistachos
  • Remolacha
  • Espinacas

Laxantes

Los alimentos laxantes son aquellos que estimulan el funcionamiento intestinal.

Lo hacen a través de su contenido en mucílagos, que absorben agua para transformar el bolo fecal en una materia más gelatinosa, favoreciendo su eliminación. Algunos tienen una función mucho más agresiva, aumentando la motilidad intestinal.

  • Ciruelas
  • Acelgas
  • Cereales integrales

Anticancerígenos

Los alimentos anticancerígenos son alimentos que nos pueden ayudar en la prevención del cáncer. Están compuestos por elementos fitoquímicos que parecen detener el crecimiento de células cancerígenas según estudios recientes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en una enfermedad como el cáncer, no es suficiente luchar apenas con la alimentación y que sus causas no siempre están relacionadas con alimentos o falta de ellos.

  • Brócoli
  • Coles
  • Uvas
  • Tomate
  • Limón

Evita

Llenar nuestros platos de alimentos poderosos es un pequeño paso para lograr nuestro estado óptimo de salud y bienestar. Pero no suficiente.

Además de aumentar el consumo de alimentos beneficiosos, debemos eliminar de nuestra alimentación todo alimento dañino.

Entiendo que en un momento dado, comer una bolsa de patatas fritas o un bollo industrial no va a suponer una pérdida enorme en nuestro estado de salud pero esos momentos deberían ser reducidos a casi nunca. Y ¿por qué no eliminarlos del todo?

Los alimentos dañinos se pueden sustituir fácilmente por otros que, aparte de beneficiosos, son deliciosos.

Así, si quieres prestar más atención a tu alimentación, y de una forma muy reducida, evita alimentos:

  • Procesados
  • Industrializados
  • Refinados
  • Pre-cocinados
  • Azucarados

La dieta, aparte de variada y equilibrada, debe ser personalizada teniendo en cuenta tus necesidades actuales. Y, por supuesto, tus preferencias.

Si necesitas apoyo para empezar una dieta que te llene de vida, busca un profesional que te entienda y que tenga los conocimientos para ayudarte en el proceso. A veces, es suficiente con un par de sesiones.

Te puede interesar
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de
La llegada del invierno contribuye al aumento de enfermedades respiratorias pero es en febrero cuando

Naturopatía para mejorar la inmunidad

Naturopatía para mejorar las defensas

Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se desarrolla la enfermedad, por lo que hoy quiero hablar de Naturopatía para mejorar la inmunidad.

¿qué puede hacer la naturopatía para mejorar la inmunidad?

La Naturopatía es una técnica natural que pone a disposición conocimientos de los medios naturales para mantener o recuperar el estado óptimo de salud, potenciando las capacidades del organismo de luchar contra sus dolencias (la autocuración). Reconocida en la mayoría de los países Europeos, también la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que “la medicina tradicional es una parte importante y con frecuencia subestimada de los servicios de salud“.

Pero, ¿cómo la Naturopatía para mejorar la inmunidad?

Para responder a esta pregunta es importante tener en cuenta cómo funciona nuestro organismo.

Escuchamos todos los días hablar de casos positivos asintomáticos y de personas que, estando infectadas con el virus, no necesitan cuidados hospitalarios. Desgraciadamente, muchos otros sí lo necesitan y algunos no lo pueden superar. ¿Qué diferencia hay entre unos caso y los otros? La respuesta está en el sistema inmunitario.

El sistema inmunitario es un sistema complejo que no se puede explicar de forma correcta en un par de líneas (ni en un curso de un fin de semana). Para entenderlo de una forma muy básica, me gusta recurrir a los dibujos animados que me hacían despertar bien temprano en mi infancia: Erase una vez la vida.

De una forma muy resumida, un sistema inmune fuerte estará más preparado para “combatir” una posible infección. Se trata de autocuración ya que, si su funcionamiento es el ideal, el propio cuerpo tiene la capacidad de hacer su trabajo sin necesidad de ayuda externa.

Naturopatía para mejorar la inmunidad

Conseguir que el sistema inmune funcione de forma ideal ya es más complicado. Se ve afectado por una serie de factores, como la edad o el estado nutricional, entre otros.

Hay factores en los que no podemos intervenir pero en otros SÍ y es en estos últimos que nos vamos a enfocar. Por supuesto, no puedo hacer cambios en mi edad o en mi genética aunque está en mis manos contrarrestar la fuerza de esos factores en el resultado final.

Y es para eso que cuento con la Naturopatía, para mejorar la inmunidad de mi organismo y potenciar su poder de autocuración, trabajando en los factores en los que puedo intervenir de forma natural.

Alimentación y Suplementación

Que la alimentación sea tu medicina” es una frase muy conocida del padre de la Medicina, Hipócrates de Cós.

Y es que la alimentación es la base de nuestra vida. A través de los alimentos obtenemos los nutrientes que necesitamos para la vida y para que el organismo funcione de forma correcta.

Hablando de inmunidad, hay nutrientes que tenemos muy presentes su importancia, como la vitamina C. Pero hay muchos otros que no pueden faltar si queremos tener una salud de hierro.

El cuerpo humano funciona de una forma muy compleja y no podemos limitar a 2 o 3 vitaminas y minerales los imprescindibles para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Hablaré de algunas pero quedarán muchas olvidadas. Lo importante es una alimentación variada y equilibrada.

Vitamina B6

La vitamina B6 es la base de muchas reacciones bioquímicas en el sistema inmune. Se encuentra en alimentos como pollo, salmón, atún, garbanzos y vegetales verdes.

Vitamina C

Es muy conocida como propulsora del sistema inmunológico. El organismo no la puede acumular lo que hace necesario su consumo diario. Además, es una vitamina que tiene una dosis diaria recomendada algo elevada, y que aumenta sus necesidades en personas fumadoras, por ejemplo. La buena noticia es la facilidad de encontrarla en muchos alimentos que consumimos de forma habitual. Podemos ingerir la vitamina C a través de alimentos como las naranjas, limóm, mandarinas, fresas, pimientos, coliflor.

Vitamina D

Con un papel fundamental en la regulación de la respuesta inmune, esta vitamina está siendo actualmente muy estudiada por presentarse en niveles muy bajos en pacientes con varias patologías. Se puede encontrar en los pescados azules como el salmón, el atún y la sardina, pero también en otros pescados como el bacalao.

Zinc

Interviene en más de 300 reacciones enzimáticas, muchas de ellas relacionadas con el sistema inmune. Ayuda al sistema inmunitario a combatir las bacterias y virus que invaden al organismo. Además, está implicado en el funcionamiento normal del sentido del gusto y el olfato, que curiosamente la pérdida de estos sentidos es uno de los síntomas del Covid 19 (no encontré evidencias de una relación pero me parece como mínimo curioso). El alimento con más zinc es la ostra, pero también se encuentra en almejas, mejillones, carne de cerdo y ternera y en la yema del huevo.

Lo ideal es conseguir todos los nutrientes a través de una alimentación adecuada y variada. Cuando no es posible, por ejemplo cuando necesitamos un aporte más elevado, que difícilmente se logra a través de la alimentación, podemos recurrir a los suplementos.

Una forma sencilla de lograr una alimentación variada y equilibrada es consumir los alimentos de temporada y preparar platos muy coloridos (los colores de los alimentos están relacionados con distintos nutrientes).

Si te interesa el tema de la alimentación, puedes leer una revisión bibliográfica sobre Inmunonutrición en el adulto mayor o Nutrientes e inmunidad. También es muy interesante el artículo sobre la Estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario.

El poder de los Hongos

Los orígenes de la micoterapia se remontan a más de 4 mil años, a la antigua medicina china tradicional. Sin embargo, es una terapia reciente en el Occidente.

Tienen numerosos beneficios pero hoy me interesa especialmente su capacidad para fortalecer el sistema inmunitario.

Un estudio realizado realizado en China refiere la capacidad del Reishi para estimular las defensas del sistema inmune y destruir las células cancerosas e infectadas con virus.

Los beneficios de los hongos se obtienen, principalmente, por su composición rica en betaglucanos (entre otras moléculas).

Para poder asimilar mejor los betaglucanos , es necesario que esté presente la vitamina C. Así, caso se opte por un suplemento de hongos, importante verificar si lleva alguna fuente de esta vitamina y, caso no sea así, tener la precaución de incluirla.

La vitamina C administrada de manera conjunta con β-glucanos, podría reducir la frecuencia de infecciones de vías respiratorias, comos se puede concluir en la revisión del papel de la vitamina C y los betaglucanos sobre el sistema inmunitario.

Plantas

Recurrir a plantas para potenciar el poder de autocuración del organismo es habitual en Naturopatía. No es de extrañar, por lo tanto, que se recurra a ellas en Naturopatía para mejorar la inmunidad.

  • Astrágalo: En la medicina tradicional china se recurre, desde hace siglos, a la raíz de esta planta para reforzar la inmunidad. Es capaz de aumentar el recuento de glóbulos blancos que pueden prevenir y reducir las infecciones por virus. Sin embargo, su utilización se debe hacer con precaución, principalmente cuando hay otros problemas de salud. No está recomendado en las personas que sufren trastornos autoinmunescomo lupus, esclerosis múltiple o artritis reumatoide o en personas medicadas con inmunosupresores.
  • Jengibre: Sus propiedades antiinflamatoria y antiséptica son las más interesantes a la hora de hablar de inmunidad. Si lo mezclamos con zumo de limón, obtendremos una solución natural para potenciar las defensas e incluso aliviar, incluso, algunos síntomas como el malestar general y el dolor de garganta.
  • Tomillo: Es un antiinflamatorio natural muy útil en diversos problemas respiratorios. Se puede incluir en la alimentación o preparar una infusión para tomarla varias veces al día.

Antes de tomar una planta o cualquier suplemento, es importante consultar con un profesional. Cómo dije al hablar del astrágalo, hay situaciones en las que no es conveniente su toma. Un naturópata te podrá aconsejar en relación a las plantas más indicadas en cada caso.

Probióticos

Hoy se sabe que el intestino está relacionado con varios sistemas orgánicos y que no es un órgano que se limite a procesar la basura del cuerpo.

Aparte de estar muy implicado en el sistema inmunitario, basta con pensar en la importancia de la alimentación y de la absorción de nutrientes para entender el alcance de su importancia.

Tener un intestino saludable es, por lo tanto, algo a tener en cuenta. Es por ello que su importancia gana forma cuando hablamos de Naturopatía para mejorar la inmunidad

Mantener un microbioma adecuado es primordial para la salud intestinal y, por lo tanto, para potenciar las defensas de nuestro organismo.

Si te interesa profundizar más el tema de los probióticos, te recomiendo la lectura de Nutrición e inversión en salud. Se centra en el tratamiento de enfermedades pediátricas pero se puede extrapolar a otras situaciones.

Actividad Física

El deporte moderado mejora nuestro estado físico y también potencia nuestro sistema inmune.

  • Ayudar a eliminar microorganismos de los pulmones y las vías respiratorias, reduciendo las probabilidades de contraer un resfriado, gripe u otras enfermedades.
  • Provoca cambios en los anticuerpos
  • La elevación breve de la temperatura corporal durante e inmediatamente después del ejercicio puede impedir el crecimiento bacteriano. Esta elevación en la temperatura puede ayudarle al cuerpo a combatir mejor una infección. (Esto es similar a lo que sucede cuando usted tiene fiebre).
  • Disminuye la secreción de las hormonas del estrés, disminuyendo las probabilidades de complicaciones en enfermedades.

Sin embargo, hay que ser moderados ya que un entrenamiento de alta intensidad o prolongado puede provocar un bajón inmunológico por el estrés al que se somete el organismo.

Si te interesa la relación entre el ejercicio y el sistema inmune, podrás leer más información (científica) siguiendo el enlace.

Otras acciones favorables frente al coronavirus (y otros)

Aparte de lo que hemos visto hasta aquí, hay otras acciones que, no interviniendo en el sistema inmune, evitan una oleada de contagios:

  • Cumplir con el distanciamiento social obligatorio: disminuye el número de contagios ya que no nos exponemos al virus.
  • Lavado frecuente de manos: los geles hidroalcohólicos son geniales pero nada como lavarse las manos de forma frecuente. Ten en cuenta que esos geles sirven para los momentos en los que no tienes acceso a agua, por ejemplo, los sanitarios que están trabajando y no pueden lavarse las manos cada 2 o 3 minutos (están rodeados de virus, en tu casa no necesitas tanta frecuencia). Además, no te olvides que esos geles llevan alcohol y resecan la piel, que es una de nuestras barreras protectoras.
  • Ventilar bien las habitaciones: un gesto tan sencillo como abrir las ventanas de casa durante por lo menos 10 minutos diarios permite renovar el aire y disminuir el riesgo de infecciones (no solo por coronavirus, existen muchos microorganismos que nos pueden causar problemas).
Imagen de Pinterest
Te puede interesar
Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de
No salir de casa podría parecer, hace unos meses, un plan perfecto, pero esta idea

Aromaterapia para la ansiedad

La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de utilizar los aceites esenciales de determinadas plantas, con acción en el sistema nervioso, para relajar cuerpo y mente y alcanzar un estado óptimo de salud y bienestar. Sin embargo, la elección de los aceites esenciales a utilizar no se hace según nuestro olor preferido sino por sus características.

La aromaterapia a lo largo de la Historia

Nuestros antepasados verificaron que algunas hierbas tenían el poder de relajar, otras excitaban y en consecuencia de los efectos obtenidos les otorgaron poderes mágicos que manifestaban en rituales religiosos y ofrendas. Hoy se sabe que parte de ese “poder” se debe a moléculas presentes en las plantas, algunas de ellas presentes en los aceites esenciales.

Y aunque hoy hablo de la aromaterapia para la ansiedad, sus posibilidades van mucho más allá.

Hablando de historia y sin dejar de lado la actualidad, una parte curiosa de la historia de la aromaterapia cuenta como, cuando la peste arrasó Europa, cuatro ladrones de la época maceraban en vinagre una docena de plantas aromáticas, impregnando todo el cuerpo y conseguían desvalijar los moribundos sin riesgo de contraer la enfermedad.

Aromaterapia para la ansiedad: ¿qué aceites esenciales elegir?

La situación actual no está siendo fácil para nadie. Confinados en casa por el coronavirus, la ansiedad puede ganar la batalla si no tomamos medidas.

Los que tienen que salir a trabajar se quejan (con motivos) porque se exponen a ellos y a sus familias a un posible contagio. Sé de lo que hablo porque tengo un caso en casa y sé por lo que está pasando.

Los que estamos encerrados en nuestras casas (de forma responsable, ayudando desde casa para frenar el contagio), lo pasamos mal por una mezcla de aburrimiento e impotencia (puede ayudar crear rutinas diarias para afrontar mejor la situación).

Crear un ambiente relajante es una buena técnica, así que veremos los 4 mejores aceites esenciales:

  • Lavanda – Su efecto calmante facilita el sueño y la relajación, siendo excelente para estados de estrés y ansiedad.
  • Bergamota – Reduce los síntomas de ansiedad y fatiga, mejora el ánimo e incrementa los niveles de energía.
  • Geranio – Este aceite esencial no es el que más propiedades tiene para trabajar la ansiedad. Sin embargo, cuando se emplea para armonizar habitaciones, se logra un efecto de creatividad, favorece la confianza y reduce el cansancio. Quizás algo que necesitamos en este momento.
  • Ylang Ylang – Sus propiedades adaptógenas hace que sea un aceite esencial muy útil durante el aislamiento. Es relajante y estimulante a la vez, muy útil para trabajar la ansiedad y tristeza y, al mismo tiempo, mejorar el ánimo y las ganas de mantenerse activos. Otra de sus características es su propiedad afrodisíaca.

¿Cómo utilizar los aceites esenciales?

Los aceites esenciales se pueden utilizar de diversos modos. Limitar su uso a un difusor en el salón de casa es perder gran parte del potencial de la aromaterapia.

Para elegir el mejor medio de utilización es necesario conocimientos adecuados de aromaterapia, ya que se debe hacer de forma personalizada (todos somos seres únicos, que respondemos de forma distinta a situaciones similares).

Sin embargo, si lo que quieres es utilizar la aromaterapia para combatir la ansiedad te puedo ayudar de una forma muy generalizada.

Teniendo en cuenta el momento por el que estamos pasando, la aromaterapia te presenta un doble ventaja. Aparte de ser útil para controlar de forma natural la ansiedad, todos los aceites esenciales presentan una acción antiséptica. Además, tienen acciones bactericidas, bacteriostáticas, viricidas, fungicidas y vermífugas. Ideal para la limpieza del hogar, ¿no te parece?

Limpieza del hogar

Ventanas

Se mezcla en una botella pequeña media taza de vinagre blanco o de limpieza, media taza de agua, destilada si es posible y 4 gotas de aceite esencial.

Suelo y superficies

En este punto hay que tener en cuenta el material y probar en una zona poco visible para confirmar que no estropeará una superficie más delicada.

Se mezcla en 1 Litro de agua un vaso de vinagre de limpieza y 8 gotas de aceite esencial. Se puede pulverizar la mezcla o echar directamente en el cubo para fregar el suelo.

Difusor ambiental

Según el difusor, la utilización es distinta. Lo ideal es leer los consejos de utilización del fabricante y utilizar un aceite esencial de calidad (lo vamos a respirar).

Con el difusor, el aceite esencial queda en el ambiente y actuará en toda la familia además de purificar el aire.

Si no tienes un difusor y lo quieres comprar, en la misma tienda suelen tener aceites esenciales o preparados específicos de varios aceites esenciales. Te recomiendo que te asesores antes de comprar el difusor ya que a veces pagar un poco más compensa por la calidad que te proporciona.

Baño relajante

Los aceites esenciales no se diluyen en agua pero eso no significa que no lo puedas utilizar para un baño relajante y reconfortante.

Con la bañera llena de agua caliente (no del todo, no queremos desperdiciar agua ni perjudicar el medio ambiente), echa 8 gotas del aceite esencial elegido y disfruta de tu baño relajante con un poco de música.

Ten en cuenta que el aceite esencial evapora con el agua caliente y lo vas a respirar, así que prefiere uno de calidad.

Masaje

Es igual si sabes hacer masajes o no. No hay que ser profesional o tener un curso de masaje para poder disfrutar de un masaje casero. El contacto físico, y más en este momento, es lo suficiente potente para agradar a la mayoría. Eso sí, evita masajes muy fuertes en los que puedas hacer daño. No todo lo que sale en la tele es agradable.

Para utilizar los aceites esenciales en un masaje, es importante mezclar primero con una crema o aceite que sirva de vehículo. Elige un aceite vegetal que tengas en casa (el de oliva es muy bueno para la piel pero el olor puede no ser el mejor, si tienes de almendras o de coco sería lo ideal), echa un poco (10 ml) en un recipiente y añade 3 gotas del aceite esencial que prefieras.

Precauciones

Los aceites esenciales son muy concentrados y se deben utilizar de forma correcta, sin saltarse las indicaciones para evitar problemas. A dosis elevadas son muy tóxicos, por lo que es necesario precaución y no excederse las dosis recomendadas.

Quiero llamar la atención para un aceite esencial específico, el de eucalipto, que tiene muchas propiedades increíbles pero no es el más adecuado en este momento. Sus características químicas hacen que pueda producir vasoconstricción a nivel pulmonar (broncoespasmos), siendo totalmente desaconsejado en casos de problemas pulmonares como el asma o en menores. Teniendo en cuenta que el Covid19 puede llevar a una neumonía, recomiendo evitar el aceite esencial de eucalipto por precaución.

Aceite esencial o esencia

Aunque se suela utilizar la palabra esencia como sinónimo de aceite esencial, hay que saber diferenciarlos, principalmente a la hora de comprar y utilizarlos en aromaterapia. Este es un punto clave en el curso de Aromaterapia que imparto.

Mientras que el aceite esencial es un producto obtenido de plantas a través de procedimientos que no producen cambios significativos, o sea, es más “puro”, la esencia no utiliza esos cuidados en los procedimientos por lo que la calidad puede diferir bastante. No es algo muy importante si lo vas a utilizar de forma puntual para aromatizar el ambiente pero si hay que tener en cuenta si buscar una acción en tu bienestar, por ejemplo, si quieres utilizar la aromaterapia para la ansiedad.

Estamos hablando de tu bienestar, elige un aceite esencial de calidad siempre que posible.

Te puede interesar
Después de varios días confinados en casa, la ansiedad se hace notar incluso para los
Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se

Tiempo de Gripes y Resfriados

Se acerca el mes de febrero y con él el tiempo de gripes y resfriados.

La llegada del invierno contribuye al aumento de enfermedades respiratorias pero es en febrero cuando se verifica habitualmente un aumento en los casos.

¿Cómo diferenciar entre gripe y resfriado?

La gripe y el resfriado tienen alguna sintomatología en común por lo que es algo común confundirse.

No obstante, ambas enfermedades son distintas y en el tiempo de gripes y resfriados es importante diferenciarlas.

Para empezar, aunque ambas son provocadas por virus, se tratan de virus distintos.

Resfriado: rinovirus y coronovirus

Por un lado, el resfriado suele estar provocado por rinovirus o coronovirus (este último, un nombre muy actual debido a la reciente epidemia de China).

Estos tipos de virus son más habituales y no suelen mutar tanto por lo que generalmente no son causantes de epidemias aunque puede pasar (de hecho, se está viendo actualmente cómo es noticia, con más de 4000 casos por el mundo como se puede ver en algunos mapas de contagiados que las principales cadenas facilitan, en tiempo real).

Volviendo al resfriado común, suele surgir de una forma gradual y no se queda mucho tiempo. Suele provocar congestión nasal, estornudos, tos, mucosidad, además de dolor de garganta y cabeza. Raramente hay un aumento de temperatura y si surge no se suele elevar mucho. Aparte del cansancio y malestar general, puede que se pierda el apetito pero es algo que no se alarga en el tiempo.

Gripe: Influenza

A su vez, la gripe es causada por un “Influenza”, principalmente del tipo H1N1. El virus de la gripe tiene una particularidad interesante (y molesta) que es su gran capacidad de mutación. Esta particularidad hace que sus síntomas puedan variar en intensidad y en forma. También esas modificaciones en el virus son las culpables de las epidemias que suelen aparecer ya que nuestro organismo no lo reconoce y tarda algún tiempo a reaccionar al ataque.

La gripe aparece de forma súbita y tiene una duración más larga.

La sintomatología de la gripe es más debilitante que en el caso del resfriado. Sus síntomas son más intensos y suele haber fiebre alta durante un par de días. Además, el malestar es mucho más intenso, con fuertes dolores musculares.

¿Se puede prevenir?

La mejor forma de prevención de gripes y resfriados es mantener un sistema inmunitario fuerte.

Estamos hablando de virus ya muy conocidos de nuestras defensas (aunque el Influenza juega bastante al despiste) y si mantenemos nuestro estado óptimo de salud podemos responder mejor al ataque de uno de estos virus. No significa que no nos afecte, pero si estamos fuertes lo llevaremos mejor.

Y, ¿cómo trabajar nuestro estado óptimo de salud?

Una dieta variada ayudará bastante a mantener el sistema inmunitario fuerte. Al final, comer es nutrir nuestro organismo para que nada le falte y pueda desempeñar sus funciones.

Aparte de hábitos de vida saludables, se pueden tomar precauciones para evitar el contagio. Así, lavar las manos con frecuencia puede tener sus beneficios al igual que evitar el contacto con personas que ya estén contagiadas.

Eso sí, no te olvides que los virus son muy diminutos y no los podrás ver. Por mucho cuidado que tengas, es fácil contagiarse. Piensa en las veces que tocas algo y sigues haciendo tu vida (abrir puertas, la silla del bar del desayuno,…). No te lo digo para que te asustes sino para que intentes poner también de tu parte.

Si ya estás contagiado, evita contagiar a los demás. Si estornudas, tapa la boca con el ángulo interno del brazo o un pañuelo desechable en vez de hacerlo con la mano y evitarás pasar los virus a las superficies en las que tocas.

Tiempo de gripes y resfriados
Te puede interesar
Poseemos una gran capacidad de adaptación fisiológica a diversos tipos de alimentación. Sin embargo la
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de

Infusiones de Otoño

Recién entrados en Otoño, el buen tiempo ya empezará a escasear. También el número de horas de sol disminuye, llevándonos a pasar más tiempo en casa en modo introspección ON. Las Infusiones de otoño serán nuestras mayores aliadas.

Nos esperan días fríos, de esos de manta y sofá. y por qué no, de infusiones de otoño deliciosas que nos aportarán calor y otros beneficios?

Leer más

Te puede interesar
Poseemos una gran capacidad de adaptación fisiológica a diversos tipos de alimentación. Sin embargo la
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de

La Dieta del Ciclo Menstrual

Dietas hay muchas y por ello es importante elegir la que mejor se adapta a nosotras.

Esta no es una dieta milagro de esas que se hacen cuando se acerca el verano, sino una dieta basada en los cambios que toda mujer en edad fértil sufre de forma mensual. Leer más

Te puede interesar
Castaña Nombre científico: Castanea sativa Fruto del otoño, su aroma me lleva a las calles

Calabaza Nombre científico: Cucurbita spp La calabaza es el fruto de una planta con más

Empieza Enero. Un nuevo mes, un nuevo año y muchas ganas de cumplir con esos

Los secretos de tu ciclo menstrual

Mientras preparaba una entrada sobre la dieta del ciclo menstrual (se trata de adecuar la alimentación a la etapa del ciclo en la que te encuentras, proporcionando los nutrientes necesarios y facilitando el adelgazamiento), me he dado cuenta que había puntos que necesitaba aclarar.

Al final, todas sabemos lo que es la regla y los cambios que sentimos pero no siempre somos conscientes de los verdaderos cambios que sufre nuestro organismo de forma cíclica y en qué interfieren esos cambios en nuestras vidas. Leer más

Te puede interesar
¿Qué buscamos en la educación de nuestros hijos?

Los beneficios de las Castañas

  • Castaña

Nombre científico: Castanea sativa

Fruto del otoño, su aroma me lleva a las calles de Lisboa donde mi abuelo me compraba media docena al vendedor del puesto de castañas asadas que vendía cada año en la misma esquina de una de las calles del centro.
Comer las castañas asadas tenía su rutina que empezaba por calentar las manos, con los ojos llenos de felicidad y la boca ansiosa por ese primer bocado. Luego, cogía la primera castaña y la abría por la mitad (siempre verificaba que no tenía gusanos). Las manos se quedaban negras (y la ropa también) y caminábamos compartiendo castañas y momentos únicos.
Dulces y sabrosos recuerdos de Otoño que me han aportado muchos beneficios (también emocionalmente, aunque no es de lo que hablaré). Leer más

Te puede interesar
Dietas hay muchas y por ello es importante elegir la que mejor se adapta a

Mientras preparaba una entrada sobre la dieta del ciclo menstrual (se trata de adecuar la

Calabaza Nombre científico: Cucurbita spp La calabaza es el fruto de una planta con más

Los beneficios de la Calabaza

  • Calabaza

Nombre científico: Cucurbita spp

La calabaza es el fruto de una planta con más de 800 tipos que se diferencian en formas y tamaños.

Aunque es reconocida en la cocina de muchos países, se ha hecho famosa para los más jóvenes por la tradición americana de decorarlas para Halloween (en realidad, la origen de esta fiesta es mucho más antigua y procedente de Europa. Los pueblos celtas de Irlanda celebraban el final de la época de cosechas y el comienzo de un nuevo año, el 31 de octubre, en un festival conocido como Samhain. Desde la perspectiva de las religiones del mundo antiguo, esta fiesta representaba la muerte y renacimiento de su Dios, al igual que lo hacían los campos y la naturaleza. Durante esta noche, se creía que la puerta entre el mundo de los espíritus y el de los vivos quedaba abierta, por lo que los fantasmas vagaban libremente).

Pero dejemos de lados la fiesta y volvamos a la calabaza. Leer más

Te puede interesar
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de

La llegada del invierno contribuye al aumento de enfermedades respiratorias pero es en febrero cuando

Nos esperan días fríos, de esos de manta y sofá. y por qué no, de

error

¿Te parece interesante la información? Comparte con los tuyos