¿Sensación de falta de aire?

Después de varios días confinados en casa, la ansiedad se hace notar incluso para los que nunca antes la habían sentido y la sensación de falta de aire es una de sus señales.

Aunque la sensación de falta de aire puede deberse a causas distintas a la ansiedad (asma, el tan actual Covid 19 u otros problemas pulmonares), la mayoría de las llamadas que recibo es por un trastorno de ansiedad.

Verificando los signos y síntomas de ansiedad, podrás hacerte una idea si es lo que te está pasando y ponerte manos a la obra para gestionar tus emociones.

Por supuesto, consultar con un profesional es imprescindible si no sabes qué te pasa.

Signos y síntomas de ansiedad

Hay varios signos y síntomas y no todas las personas tendrán todos. Puedes tener solo algunos e incuso tener otros que no están aquí descritos.

Los signos y síntomas más comunes son:

  • Agitación
  • Palpitaciones y aumento del ritmo cardíaco
  • Sensación de falta de aire y respiración acelerada (hiperventilación)
  • Sudoración
  • Temblores
  • Sensación de debilidad o cansancio
  • Problemas gastrointestinales
  • Dificultad para concentrarse
  • Insomnio y dificultad para descansar

Trucos para reducir la sensación de falta de aire causados por la ansiedad

Buscar la causa del problema siempre es una buena idea para encontrar una solución. Sin embargo, no siempre se puede solucionar la causa por lo que la solución la tenemos que buscar en nuestra capacidad para enfrentarnos a ella.

Una vez conocida la causa, no es difícil averiguar si podemos actuar en ella o en nosotros mismos. Un buen ejemplo es la actualidad. A menos que seas un científico con un laboratorio para poder buscar una vacuna, difícilmente podrás solucionar la causa que está detrás de la ansiedad de la mayoría de la población.

En este caso, debes encontrar tu modo personal de hacer frente al problema. Ya he hablado de este tema y he dado unas cuántas ideas para no pasarlo tan mal durante el confinamiento. Al final, se trata de mantener la mente ocupada y aprovechar el tiempo que nos están regalando para hacer algo que nos guste.

Pero, ¿y esa sensación de falta de aire?

La podrás reducir a medida que controlar tus emociones y tu ansiedad.

También puedes ayudar con ejercicios respiratorios.

Ejercicio respiratorio

https://vivirsinansiedad.org/superar-ansiedad/respiracion-abdominal/

Antes de empezar, debes buscar un local con poco ruido y con una temperatura adecuada. Si hay alguna zona de la casa donde te sientes en paz, ese es el local adecuado. No importa si la decoración no es Zen, solo necesitas espacio para sentarte cómodamente y respirar.

La inspiración se hace por la nariz y será todo lo profunda que puedas. Siente como el aire llena tus pulmones e incluso tu abdomen. LLena todo tu cuerpo de oxígeno.

En ese momento, en el que te has llenado de oxígeno, cuenta hasta 3 sin soltar el aire. Entonces podrás empezar a soltarlo lentamente por la boca.

Cuando no quede nada de aire en tu cuerpo (siente como lo has eliminado de pulmones y abdomen), cuenta hasta 3 nuevamente para solo después volver a coger aire.

Hazlo varias veces, hasta que sientas como poco a poco controlas tu respiración.

Te puede interesar
Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de

¿Problemas para dormir?

Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea de forma puntual, y se han visto aumentados con el confinamiento.

Hay varios tipos de desequilibrios de sueño, con sus variadas causas y soluciones pero podemos generalizar un poco:

  • Eres de los que tienen dificultad para conciliar el sueño o te duermes y a las 3 horas ya es imposible volver a cerrar los ojos?

No concilio el sueño

Me estaba entrando sueño en el sofá (a lo mejor incluso cerré los ojos unos minutos) pero me voy a la cama y no tengo sueño. Doy vueltas intentando coger la postura que me permita dormirme. Miro la hora y pienso que si me duermo ahora mismo, aún podré dormir 6 horas. Cuando vuelvo a mirar, ya solo puedo dormir 5 horas y media. Y así pasan las horas, mientras hago cuentas al tiempo que me queda para descansar.

Seguro que has reconocido esa situación, ya sea porque te pasa todas las noches o por un momento puntual de tu vida.

Por lo general, hay detrás la famosa ansiedad y su exceso de futuro. Si escuchamos nuestra mente (entre los cálculos de cuánto tiempo aún puedes dormir), le está dando vueltas a todo lo que pasó y las acciones que debemos hacer en el futuro: pagar cuentas, hablar con tal persona, cambiar el color de la pared,…

Si eres de los que están confinados sin salir para trabajar, seguramente te has permitido tomarlo con calma y aprovechar para ver temporadas enteras de Netflix. Total, ¡no hay despertador mañana! Y ahora te acuestas a las 5 de la mañana, pero sigues durmiendo mal.

Crear rutinas será importante para volver a hábitos de sueño normales, mantener el equilibrio de tu organismo y tus ritmos circadianos. Por ahora, parece que no hay problema pero algún día volveremos a la normalidad y entonces día y noche serán distintos. Nuestro cuerpo necesita su ritmo para funcionar a pleno rendimiento.

Guardar las últimas horas del día para ti misma, sin tele ni móvil, te ayudará a conciliar mejor el sueño. Descansarás más y mejor. Y podrás dejar las matemáticas para después del desayuno.

Pero hay otros trucos que te pueden ayudar a volver a un horario de sueño normal y a solucionar tu problemas para dormir. Aprovecha para empezar ahora que lo puedes hacer poco a poco. Al final tienes una lista con varias opciones, para que puedas elegir la que más te va. O prueba todas, tú decides.

Dificultad para permanecer durmiendo

Me despierto en el medio de la noche y no puedo volver a conciliar el sueño. Posiblemente volveré a dormir unos minutos antes de que suene el despertador o me tenga que levantar para hacer algo.

Despertarse durante de la noche suele estar relacionado con períodos de mucho estrés, algo que estamos viviendo actualmente debido al confinamiento.

Y de nada sirve que te acuestes antes o después. A las pocas horas de dormirte, los ojos se te abren como platos y no hay forma. Empiezas a contar las horas y a pensar en todo lo que podrías hacer ya que no puedes dormir. Y pasa el tiempo. No tienes sueño pero sabes que estás cansada. Y sabes que tendrás sueño cuando te toque trabajar o hacer lo que tengas planificado para tu día.

Tu cuerpo ha descansado lo justo para seguir tirando, pero no es suficiente. Y lo sabes!

Esta situación puede resultar estresante y el miedo a que pase nuevamente aumenta las posibilidades de que, efectivamente, vuelva a pasar.

Hay que tomar medidas y la primera es intentar relajar.

Si te despiertas en el medio de la noche sin sueño y no consigues retomar el sueño en un corto periodo de tiempo, es mejor que te levantes y hagas algo que te calme. Puedes leer o tomarte una infusión templada, por ejemplo. Eso sí, evita acciones que dificulten el sueño como mirar el móvil (la luz de la pantalla hará que se ponga en marcha tu organismo).

Y aunque tengas sueño todo el día, intenta mantener la calma y prepararte para un sueño reparador la siguiente noche.

Hay algunos trucos que te podrán ayudar. Los puedes ver al final, pero ten en cuenta que son consejos generalizados. Prueba los que más te gusten y verás cuáles funcionan mejor en tu caso.

Y si se mantiene el insomnio, valora hablar con un profesional. A veces es necesaria ayuda externa, personalizada.

¿Problemas para dormir? Prueba los siguientes trucos

  • Adopta rutinas relajantes a la hora de acostarte: una ducha caliente, una taza de infusión, lee un libro.
  • Elimina pensamientos negativos antes de dormir. Puedes practicar meditación o hacer visualizaciones. Lo importante es no dejar que esos pensamientos que te despiertan tomen e control de la situación.
  • Evita los dispositivos electrónicos 1 o 2 horas antes de acostarte. Su luz interfiere con hormonas relacionadas con el sueño.
  • Relaja el cuerpo con ejercicios suaves como los estiramientos o el yoga.
  • Crea un ambiente adecuado en tu dormitorio, con colores suaves y temperatura agradable. Todo lo que puedas hacer por mejorar tu sueño lo notarás en tu vida.
  • Compra un buen colchón. Y si no sabes cuál es el mejor para ti, no dudes en consultarlo con un profesional en el tema.
  • No tengas aparatos electrónicos en tu habitación. Es un punto clave del Fengshui pero si no te gusta este arte, piensa que tener un ordenador con trabajo cerca no te va ayudar a desconectar. El reloj tampoco, además, si lo dejas lejos, te verás obligada a levantarte cuando empiece a sonar el despertador sin esperar 5 minutos más.
  • Evita estimulantes por la tarde, ya sea café o ejercicio físico intenso (hay personas a las que les facilita el sueño pero son excepciones).
  • Adopta una vida activa, tanto física como mentalmente. Haz ejercicio físico diario, crucigramas o lo que te guste pero mantente activo.
  • Evita comer de forma excesiva justo antes de dormir. Además de perjudicar el sueño, puedo empeorar situaciones de reflujo esofágico.
  • Siesta, la justa. Aunque se ha visto que la siesta aporta varios beneficios, una siesta de 3 horas cuando estás todo el día confinado y ya con alteraciones de sueño no será una buena idea. No te preocupes, volverás a ella cuando todo vuelva a la normalidad.

Ten en cuenta que es distinto que tengas problemas para dormir de forma puntual o que te pase a menudo, prolongado en el tiempo.

Si te pasa por el confinamiento, es un efecto adverso de la situación, entre el estrés que vivimos a diario, el desconocimiento de las medidas que serán adoptadas en un futuro cercano y el posible miedo a un contagio. Pero eso no significa que no debas buscar ayuda profesional.

Cómo naturópata, trabajo con muchas personas que sufren insomnio, ayudando a mejorar su calidad de sueño a través de técnicas naturales (acupuntura, suplementación, sesiones de gestión de estrés, con el innovador método ZENAEB, entre otras técnicas).

Pero hay muchos otros profesionales que te pueden ayudar: Psicólogos, Coachs, Entrenadores físicos, Médicos y Farmacéuticos (personalmente no me agrada la idea de las soluciones farmacéuticas, aunque no puedo negar que es una solución existente).

Si necesitas buscar un profesional que se adapte a tus preferencias y necesidades, puedes encontrar listados según técnicas o zonas geográficas con facilidad.

Lo importante es que no dejes pasar una situación que te genera malestar. y que busques solución a tus problemas para dormir.

Descansar es importante. Hacerlo adecuadamente es primordial.

Te puede interesar
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de
No salir de casa podría parecer, hace unos meses, un plan perfecto, pero esta idea

El Poder de los Alimentos

El poder de los alimentos es algo increíble y puede permitir al ser humano seguir su proceso evolutivo con la mejor calidad de vida posible.

El ser humano es capaz de ingerir casi todo para alimentarse.

El hecho de que podamos comer una variedad de alimentos no significa que todos sean igualmente apropiados para el consumo humano. La dieta aparte de variada y equilibrada, debe ser personalizada a las necesidades de cada persona.

Poseemos una gran capacidad de adaptación fisiológica a diversos tipos de alimentación. Sin embargo la ciencia de la nutrición nos ha enseñado que existen ciertos alimentos de los cuales no podemos prescindir.

Y aunque después de la revolución industrial tengamos a nuestra disposición muchísimos alimentos seguimos necesitando alimentos frescos y naturales para llevar una dieta variada equilibrada y que nos llene de nutrientes saludables.

El poder de los alimentos en tu mesa

Del alimento, esperamos que nos aporte la energía necesaria para el funcionamiento del organismo, que satisfagan nuestras necesidades de nutrientes y que no nos cause ningún daño.

Sin embargo, hoy en día, hay algunos alimentos que por su consumo habitual, están relacionados con algunas enfermedades como las cardiovasculares y cáncer. Pero también tenemos alimentos que nos pueden permitir una vida de los más saludable.

Alimentos poderosos

La mayoría de los vegetales y frutas contienen sustancias que aportan muchos beneficios a la salud humana. Hablo de vitaminas y minerales, sí, pero también de antioxidante y otros elementos fitoquímicos.

No es mi intención ponerme a hablar de química sino acercarte a las increíbles propiedades de algunos de los alimentos más comunes en la dieta mediterránea.

Diuréticos

Son alimentos que aumentan la producción de orina, favoreciendo el funcionamiento renal y reduciendo los edemas.

  • Apio
  • Puerro
  • Berengena
  • Espárragos
  • Sandía
  • Melón
  • Arándano

Astringentes

Los alimentos astringentes contienen taninos que secan las mucosas y mucílagos que las suavizan.

Su utilidad está muy relacionada con el sistema digestivo, principalmente a nivel intestinal, aunque puede presentar beneficios en otros sistemas.

  • Manzana
  • Granada
  • Membrillo
  • Nísperos

Protector hepático

Son alimentos que ayudan al hígado en su función de detoxificación.

Suelen aumentar la producción de bilis.

  • Alcachofa
  • Cardo mariano

Remineralizante

Ricos en minerales como el magnesio o el fósforo, estos alimentos ayudan al organismo a mantener las concentraciones ideales de minerales.

  • Coco
  • Almendra
  • Coles
  • Naranjas

Hipolipemiantes

Los alimentos hipolipemiantes facilitan el descenso de colesterol y triglicéridos en sangre.

  • Aguacate
  • Nueces
  • Semillas de girasol

Antioxidantes

Son alimentos que luchan contra los radicales libres y mantienen nuestras células más jóvenes, previniendo lesiones celulares.

  • Naranja
  • Limón
  • Fresas
  • Frutos rojos
  • Frutos secos

Digestivos

Los alimentos digestivos, tal como el nombre indica, nos ayudan a la hora de realizar la digestión, proporcionándonos ezimas digestivas.

  • Piña
  • Mango
  • Papaya
  • Okra
  • Calabacín

Antianémicos

Por su contenido en hierro y otros oligoelementos, los alimentos antianémicos favorecen la producción de sangre.

  • Pistachos
  • Remolacha
  • Espinacas

Laxantes

Los alimentos laxantes son aquellos que estimulan el funcionamiento intestinal.

Lo hacen a través de su contenido en mucílagos, que absorben agua para transformar el bolo fecal en una materia más gelatinosa, favoreciendo su eliminación. Algunos tienen una función mucho más agresiva, aumentando la motilidad intestinal.

  • Ciruelas
  • Acelgas
  • Cereales integrales

Anticancerígenos

Los alimentos anticancerígenos son alimentos que nos pueden ayudar en la prevención del cáncer. Están compuestos por elementos fitoquímicos que parecen detener el crecimiento de células cancerígenas según estudios recientes.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en una enfermedad como el cáncer, no es suficiente luchar apenas con la alimentación y que sus causas no siempre están relacionadas con alimentos o falta de ellos.

  • Brócoli
  • Coles
  • Uvas
  • Tomate
  • Limón

Evita

Llenar nuestros platos de alimentos poderosos es un pequeño paso para lograr nuestro estado óptimo de salud y bienestar. Pero no suficiente.

Además de aumentar el consumo de alimentos beneficiosos, debemos eliminar de nuestra alimentación todo alimento dañino.

Entiendo que en un momento dado, comer una bolsa de patatas fritas o un bollo industrial no va a suponer una pérdida enorme en nuestro estado de salud pero esos momentos deberían ser reducidos a casi nunca. Y ¿por qué no eliminarlos del todo?

Los alimentos dañinos se pueden sustituir fácilmente por otros que, aparte de beneficiosos, son deliciosos.

Así, si quieres prestar más atención a tu alimentación, y de una forma muy reducida, evita alimentos:

  • Procesados
  • Industrializados
  • Refinados
  • Pre-cocinados
  • Azucarados

La dieta, aparte de variada y equilibrada, debe ser personalizada teniendo en cuenta tus necesidades actuales. Y, por supuesto, tus preferencias.

Si necesitas apoyo para empezar una dieta que te llene de vida, busca un profesional que te entienda y que tenga los conocimientos para ayudarte en el proceso. A veces, es suficiente con un par de sesiones.

Te puede interesar
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de
La llegada del invierno contribuye al aumento de enfermedades respiratorias pero es en febrero cuando
Nos esperan días fríos, de esos de manta y sofá. y por qué no, de

Naturopatía para mejorar la inmunidad

Naturopatía para mejorar las defensas

Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se desarrolla la enfermedad, por lo que hoy quiero hablar de Naturopatía para mejorar la inmunidad.

¿qué puede hacer la naturopatía para mejorar la inmunidad?

La Naturopatía es una técnica natural que pone a disposición conocimientos de los medios naturales para mantener o recuperar el estado óptimo de salud, potenciando las capacidades del organismo de luchar contra sus dolencias (la autocuración). Reconocida en la mayoría de los países Europeos, también la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que “la medicina tradicional es una parte importante y con frecuencia subestimada de los servicios de salud“.

Pero, ¿cómo la Naturopatía para mejorar la inmunidad?

Para responder a esta pregunta es importante tener en cuenta cómo funciona nuestro organismo.

Escuchamos todos los días hablar de casos positivos asintomáticos y de personas que, estando infectadas con el virus, no necesitan cuidados hospitalarios. Desgraciadamente, muchos otros sí lo necesitan y algunos no lo pueden superar. ¿Qué diferencia hay entre unos caso y los otros? La respuesta está en el sistema inmunitario.

El sistema inmunitario es un sistema complejo que no se puede explicar de forma correcta en un par de líneas (ni en un curso de un fin de semana). Para entenderlo de una forma muy básica, me gusta recurrir a los dibujos animados que me hacían despertar bien temprano en mi infancia: Erase una vez la vida.

De una forma muy resumida, un sistema inmune fuerte estará más preparado para “combatir” una posible infección. Se trata de autocuración ya que, si su funcionamiento es el ideal, el propio cuerpo tiene la capacidad de hacer su trabajo sin necesidad de ayuda externa.

Naturopatía para mejorar la inmunidad

Conseguir que el sistema inmune funcione de forma ideal ya es más complicado. Se ve afectado por una serie de factores, como la edad o el estado nutricional, entre otros.

Hay factores en los que no podemos intervenir pero en otros SÍ y es en estos últimos que nos vamos a enfocar. Por supuesto, no puedo hacer cambios en mi edad o en mi genética aunque está en mis manos contrarrestar la fuerza de esos factores en el resultado final.

Y es para eso que cuento con la Naturopatía, para mejorar la inmunidad de mi organismo y potenciar su poder de autocuración, trabajando en los factores en los que puedo intervenir de forma natural.

Alimentación y Suplementación

Que la alimentación sea tu medicina” es una frase muy conocida del padre de la Medicina, Hipócrates de Cós.

Y es que la alimentación es la base de nuestra vida. A través de los alimentos obtenemos los nutrientes que necesitamos para la vida y para que el organismo funcione de forma correcta.

Hablando de inmunidad, hay nutrientes que tenemos muy presentes su importancia, como la vitamina C. Pero hay muchos otros que no pueden faltar si queremos tener una salud de hierro.

El cuerpo humano funciona de una forma muy compleja y no podemos limitar a 2 o 3 vitaminas y minerales los imprescindibles para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Hablaré de algunas pero quedarán muchas olvidadas. Lo importante es una alimentación variada y equilibrada.

Vitamina B6

La vitamina B6 es la base de muchas reacciones bioquímicas en el sistema inmune. Se encuentra en alimentos como pollo, salmón, atún, garbanzos y vegetales verdes.

Vitamina C

Es muy conocida como propulsora del sistema inmunológico. El organismo no la puede acumular lo que hace necesario su consumo diario. Además, es una vitamina que tiene una dosis diaria recomendada algo elevada, y que aumenta sus necesidades en personas fumadoras, por ejemplo. La buena noticia es la facilidad de encontrarla en muchos alimentos que consumimos de forma habitual. Podemos ingerir la vitamina C a través de alimentos como las naranjas, limóm, mandarinas, fresas, pimientos, coliflor.

Vitamina D

Con un papel fundamental en la regulación de la respuesta inmune, esta vitamina está siendo actualmente muy estudiada por presentarse en niveles muy bajos en pacientes con varias patologías. Se puede encontrar en los pescados azules como el salmón, el atún y la sardina, pero también en otros pescados como el bacalao.

Zinc

Interviene en más de 300 reacciones enzimáticas, muchas de ellas relacionadas con el sistema inmune. Ayuda al sistema inmunitario a combatir las bacterias y virus que invaden al organismo. Además, está implicado en el funcionamiento normal del sentido del gusto y el olfato, que curiosamente la pérdida de estos sentidos es uno de los síntomas del Covid 19 (no encontré evidencias de una relación pero me parece como mínimo curioso). El alimento con más zinc es la ostra, pero también se encuentra en almejas, mejillones, carne de cerdo y ternera y en la yema del huevo.

Lo ideal es conseguir todos los nutrientes a través de una alimentación adecuada y variada. Cuando no es posible, por ejemplo cuando necesitamos un aporte más elevado, que difícilmente se logra a través de la alimentación, podemos recurrir a los suplementos.

Una forma sencilla de lograr una alimentación variada y equilibrada es consumir los alimentos de temporada y preparar platos muy coloridos (los colores de los alimentos están relacionados con distintos nutrientes).

Si te interesa el tema de la alimentación, puedes leer una revisión bibliográfica sobre Inmunonutrición en el adulto mayor o Nutrientes e inmunidad. También es muy interesante el artículo sobre la Estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario.

El poder de los Hongos

Los orígenes de la micoterapia se remontan a más de 4 mil años, a la antigua medicina china tradicional. Sin embargo, es una terapia reciente en el Occidente.

Tienen numerosos beneficios pero hoy me interesa especialmente su capacidad para fortalecer el sistema inmunitario.

Un estudio realizado realizado en China refiere la capacidad del Reishi para estimular las defensas del sistema inmune y destruir las células cancerosas e infectadas con virus.

Los beneficios de los hongos se obtienen, principalmente, por su composición rica en betaglucanos (entre otras moléculas).

Para poder asimilar mejor los betaglucanos , es necesario que esté presente la vitamina C. Así, caso se opte por un suplemento de hongos, importante verificar si lleva alguna fuente de esta vitamina y, caso no sea así, tener la precaución de incluirla.

La vitamina C administrada de manera conjunta con β-glucanos, podría reducir la frecuencia de infecciones de vías respiratorias, comos se puede concluir en la revisión del papel de la vitamina C y los betaglucanos sobre el sistema inmunitario.

Plantas

Recurrir a plantas para potenciar el poder de autocuración del organismo es habitual en Naturopatía. No es de extrañar, por lo tanto, que se recurra a ellas en Naturopatía para mejorar la inmunidad.

  • Astrágalo: En la medicina tradicional china se recurre, desde hace siglos, a la raíz de esta planta para reforzar la inmunidad. Es capaz de aumentar el recuento de glóbulos blancos que pueden prevenir y reducir las infecciones por virus. Sin embargo, su utilización se debe hacer con precaución, principalmente cuando hay otros problemas de salud. No está recomendado en las personas que sufren trastornos autoinmunescomo lupus, esclerosis múltiple o artritis reumatoide o en personas medicadas con inmunosupresores.
  • Jengibre: Sus propiedades antiinflamatoria y antiséptica son las más interesantes a la hora de hablar de inmunidad. Si lo mezclamos con zumo de limón, obtendremos una solución natural para potenciar las defensas e incluso aliviar, incluso, algunos síntomas como el malestar general y el dolor de garganta.
  • Tomillo: Es un antiinflamatorio natural muy útil en diversos problemas respiratorios. Se puede incluir en la alimentación o preparar una infusión para tomarla varias veces al día.

Antes de tomar una planta o cualquier suplemento, es importante consultar con un profesional. Cómo dije al hablar del astrágalo, hay situaciones en las que no es conveniente su toma. Un naturópata te podrá aconsejar en relación a las plantas más indicadas en cada caso.

Probióticos

Hoy se sabe que el intestino está relacionado con varios sistemas orgánicos y que no es un órgano que se limite a procesar la basura del cuerpo.

Aparte de estar muy implicado en el sistema inmunitario, basta con pensar en la importancia de la alimentación y de la absorción de nutrientes para entender el alcance de su importancia.

Tener un intestino saludable es, por lo tanto, algo a tener en cuenta. Es por ello que su importancia gana forma cuando hablamos de Naturopatía para mejorar la inmunidad

Mantener un microbioma adecuado es primordial para la salud intestinal y, por lo tanto, para potenciar las defensas de nuestro organismo.

Si te interesa profundizar más el tema de los probióticos, te recomiendo la lectura de Nutrición e inversión en salud. Se centra en el tratamiento de enfermedades pediátricas pero se puede extrapolar a otras situaciones.

Actividad Física

El deporte moderado mejora nuestro estado físico y también potencia nuestro sistema inmune.

  • Ayudar a eliminar microorganismos de los pulmones y las vías respiratorias, reduciendo las probabilidades de contraer un resfriado, gripe u otras enfermedades.
  • Provoca cambios en los anticuerpos
  • La elevación breve de la temperatura corporal durante e inmediatamente después del ejercicio puede impedir el crecimiento bacteriano. Esta elevación en la temperatura puede ayudarle al cuerpo a combatir mejor una infección. (Esto es similar a lo que sucede cuando usted tiene fiebre).
  • Disminuye la secreción de las hormonas del estrés, disminuyendo las probabilidades de complicaciones en enfermedades.

Sin embargo, hay que ser moderados ya que un entrenamiento de alta intensidad o prolongado puede provocar un bajón inmunológico por el estrés al que se somete el organismo.

Si te interesa la relación entre el ejercicio y el sistema inmune, podrás leer más información (científica) siguiendo el enlace.

Otras acciones favorables frente al coronavirus (y otros)

Aparte de lo que hemos visto hasta aquí, hay otras acciones que, no interviniendo en el sistema inmune, evitan una oleada de contagios:

  • Cumplir con el distanciamiento social obligatorio: disminuye el número de contagios ya que no nos exponemos al virus.
  • Lavado frecuente de manos: los geles hidroalcohólicos son geniales pero nada como lavarse las manos de forma frecuente. Ten en cuenta que esos geles sirven para los momentos en los que no tienes acceso a agua, por ejemplo, los sanitarios que están trabajando y no pueden lavarse las manos cada 2 o 3 minutos (están rodeados de virus, en tu casa no necesitas tanta frecuencia). Además, no te olvides que esos geles llevan alcohol y resecan la piel, que es una de nuestras barreras protectoras.
  • Ventilar bien las habitaciones: un gesto tan sencillo como abrir las ventanas de casa durante por lo menos 10 minutos diarios permite renovar el aire y disminuir el riesgo de infecciones (no solo por coronavirus, existen muchos microorganismos que nos pueden causar problemas).
Imagen de Pinterest
Te puede interesar
Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de
No salir de casa podría parecer, hace unos meses, un plan perfecto, pero esta idea

Aromaterapia para la ansiedad

La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de utilizar los aceites esenciales de determinadas plantas, con acción en el sistema nervioso, para relajar cuerpo y mente y alcanzar un estado óptimo de salud y bienestar. Sin embargo, la elección de los aceites esenciales a utilizar no se hace según nuestro olor preferido sino por sus características.

La aromaterapia a lo largo de la Historia

Nuestros antepasados verificaron que algunas hierbas tenían el poder de relajar, otras excitaban y en consecuencia de los efectos obtenidos les otorgaron poderes mágicos que manifestaban en rituales religiosos y ofrendas. Hoy se sabe que parte de ese “poder” se debe a moléculas presentes en las plantas, algunas de ellas presentes en los aceites esenciales.

Y aunque hoy hablo de la aromaterapia para la ansiedad, sus posibilidades van mucho más allá.

Hablando de historia y sin dejar de lado la actualidad, una parte curiosa de la historia de la aromaterapia cuenta como, cuando la peste arrasó Europa, cuatro ladrones de la época maceraban en vinagre una docena de plantas aromáticas, impregnando todo el cuerpo y conseguían desvalijar los moribundos sin riesgo de contraer la enfermedad.

Aromaterapia para la ansiedad: ¿qué aceites esenciales elegir?

La situación actual no está siendo fácil para nadie. Confinados en casa por el coronavirus, la ansiedad puede ganar la batalla si no tomamos medidas.

Los que tienen que salir a trabajar se quejan (con motivos) porque se exponen a ellos y a sus familias a un posible contagio. Sé de lo que hablo porque tengo un caso en casa y sé por lo que está pasando.

Los que estamos encerrados en nuestras casas (de forma responsable, ayudando desde casa para frenar el contagio), lo pasamos mal por una mezcla de aburrimiento e impotencia (puede ayudar crear rutinas diarias para afrontar mejor la situación).

Crear un ambiente relajante es una buena técnica, así que veremos los 4 mejores aceites esenciales:

  • Lavanda – Su efecto calmante facilita el sueño y la relajación, siendo excelente para estados de estrés y ansiedad.
  • Bergamota – Reduce los síntomas de ansiedad y fatiga, mejora el ánimo e incrementa los niveles de energía.
  • Geranio – Este aceite esencial no es el que más propiedades tiene para trabajar la ansiedad. Sin embargo, cuando se emplea para armonizar habitaciones, se logra un efecto de creatividad, favorece la confianza y reduce el cansancio. Quizás algo que necesitamos en este momento.
  • Ylang Ylang – Sus propiedades adaptógenas hace que sea un aceite esencial muy útil durante el aislamiento. Es relajante y estimulante a la vez, muy útil para trabajar la ansiedad y tristeza y, al mismo tiempo, mejorar el ánimo y las ganas de mantenerse activos. Otra de sus características es su propiedad afrodisíaca.

¿Cómo utilizar los aceites esenciales?

Los aceites esenciales se pueden utilizar de diversos modos. Limitar su uso a un difusor en el salón de casa es perder gran parte del potencial de la aromaterapia.

Para elegir el mejor medio de utilización es necesario conocimientos adecuados de aromaterapia, ya que se debe hacer de forma personalizada (todos somos seres únicos, que respondemos de forma distinta a situaciones similares).

Sin embargo, si lo que quieres es utilizar la aromaterapia para combatir la ansiedad te puedo ayudar de una forma muy generalizada.

Teniendo en cuenta el momento por el que estamos pasando, la aromaterapia te presenta un doble ventaja. Aparte de ser útil para controlar de forma natural la ansiedad, todos los aceites esenciales presentan una acción antiséptica. Además, tienen acciones bactericidas, bacteriostáticas, viricidas, fungicidas y vermífugas. Ideal para la limpieza del hogar, ¿no te parece?

Limpieza del hogar

Ventanas

Se mezcla en una botella pequeña media taza de vinagre blanco o de limpieza, media taza de agua, destilada si es posible y 4 gotas de aceite esencial.

Suelo y superficies

En este punto hay que tener en cuenta el material y probar en una zona poco visible para confirmar que no estropeará una superficie más delicada.

Se mezcla en 1 Litro de agua un vaso de vinagre de limpieza y 8 gotas de aceite esencial. Se puede pulverizar la mezcla o echar directamente en el cubo para fregar el suelo.

Difusor ambiental

Según el difusor, la utilización es distinta. Lo ideal es leer los consejos de utilización del fabricante y utilizar un aceite esencial de calidad (lo vamos a respirar).

Con el difusor, el aceite esencial queda en el ambiente y actuará en toda la familia además de purificar el aire.

Si no tienes un difusor y lo quieres comprar, en la misma tienda suelen tener aceites esenciales o preparados específicos de varios aceites esenciales. Te recomiendo que te asesores antes de comprar el difusor ya que a veces pagar un poco más compensa por la calidad que te proporciona.

Baño relajante

Los aceites esenciales no se diluyen en agua pero eso no significa que no lo puedas utilizar para un baño relajante y reconfortante.

Con la bañera llena de agua caliente (no del todo, no queremos desperdiciar agua ni perjudicar el medio ambiente), echa 8 gotas del aceite esencial elegido y disfruta de tu baño relajante con un poco de música.

Ten en cuenta que el aceite esencial evapora con el agua caliente y lo vas a respirar, así que prefiere uno de calidad.

Masaje

Es igual si sabes hacer masajes o no. No hay que ser profesional o tener un curso de masaje para poder disfrutar de un masaje casero. El contacto físico, y más en este momento, es lo suficiente potente para agradar a la mayoría. Eso sí, evita masajes muy fuertes en los que puedas hacer daño. No todo lo que sale en la tele es agradable.

Para utilizar los aceites esenciales en un masaje, es importante mezclar primero con una crema o aceite que sirva de vehículo. Elige un aceite vegetal que tengas en casa (el de oliva es muy bueno para la piel pero el olor puede no ser el mejor, si tienes de almendras o de coco sería lo ideal), echa un poco (10 ml) en un recipiente y añade 3 gotas del aceite esencial que prefieras.

Precauciones

Los aceites esenciales son muy concentrados y se deben utilizar de forma correcta, sin saltarse las indicaciones para evitar problemas. A dosis elevadas son muy tóxicos, por lo que es necesario precaución y no excederse las dosis recomendadas.

Quiero llamar la atención para un aceite esencial específico, el de eucalipto, que tiene muchas propiedades increíbles pero no es el más adecuado en este momento. Sus características químicas hacen que pueda producir vasoconstricción a nivel pulmonar (broncoespasmos), siendo totalmente desaconsejado en casos de problemas pulmonares como el asma o en menores. Teniendo en cuenta que el Covid19 puede llevar a una neumonía, recomiendo evitar el aceite esencial de eucalipto por precaución.

Aceite esencial o esencia

Aunque se suela utilizar la palabra esencia como sinónimo de aceite esencial, hay que saber diferenciarlos, principalmente a la hora de comprar y utilizarlos en aromaterapia. Este es un punto clave en el curso de Aromaterapia que imparto.

Mientras que el aceite esencial es un producto obtenido de plantas a través de procedimientos que no producen cambios significativos, o sea, es más “puro”, la esencia no utiliza esos cuidados en los procedimientos por lo que la calidad puede diferir bastante. No es algo muy importante si lo vas a utilizar de forma puntual para aromatizar el ambiente pero si hay que tener en cuenta si buscar una acción en tu bienestar, por ejemplo, si quieres utilizar la aromaterapia para la ansiedad.

Estamos hablando de tu bienestar, elige un aceite esencial de calidad siempre que posible.

Te puede interesar
Después de varios días confinados en casa, la ansiedad se hace notar incluso para los
Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se

Desayunos especiales

Empezar el día con el pie derecho está bien, pero hacerlo con desayunos especiales ya es algo increíble.

Ya sea porque estás a dieta, porque te quieres cuidar o porque simplemente te apetece probar un desayuno nuevo, he querido hacer una pequeña lista de desayunos especiales que te pueden aportar algo más que alimento al estómago.

Ten en cuenta que es algo muy general y que tendrás que adaptar a la dieta que sigas, ya sea vegana, paleo o la que prefieras.

Sándwich de Salmón

Si eres de los que prefiere un buen bocata de desayuno, hay alternativas a la tostada con mermelada y mantequilla.

Te recomiendo probar un sándwich bastante completo que te hará desear volver a escuchar el despertador.

Utiliza tu pan preferido (integral, con semillas, de centeno o sin gluten si es necesario). Lo untas con un poco de queso crema y añades espinacas frescas. salmón ahumado, unas rodajas de tomate y un poco de cilantro.

Porridge de avena con manzana y canela

Un desayuno con un toque inglés que te mantendrá saciada toda la mañana.

Echa medio vaso (pequeño si es para una persona) de avena en una cazuela o tu robot de cocina, un vaso de leche o bebida vegetal, un poco de canela y media manzana troceada.

Lo llevas a fuego lento, moviendo siempre, hasta que los copos de avena estén más blandos (a tu gusto), lo retiras del fuego y le añades un poco más de canela y miel (si le quieres dar un poco de dulzor, aunque con la manzana no es necesario).

Bizcocho de calabaza con queso azul y nueces

La calabaza es un alimento muy nutritivo, ideal para los que prefieren desayunos de sabor dulce (si quieres puedes conocer todos sus beneficios).

Hay que tener en cuenta que las recetas de pasteles suelen llevar una cantidad grande de azúcar y que no es saludable si se come a diario. Pero no pasa nada por comer un día de forma excepcional. Otra opción es reducir bastante el azúcar de la receta. Yo lo suelo eliminar del todo cuando utilizo calabaza ya que su sabor es dulce, aunque también puedes hacer una receta que ya no lo incluya (te dejo receta de un bizcocho de calabaza sin azúcar para que veas que existen).

Cuando tengas el bizcocho de calabaza hecho, le puedes añadir un poco de queso azul (el contraste de sabores queda muy bien) y unas nueces troceadas. Así lograrás desayunos especiales y originales.

Yogur vegetal con frutas

Este desayuno es rápido y fácil de hacer, muy útil para esos días en los que te levantas sin tiempo para nada.

Apenas tienes que mezclar en un bol tu yogur vegetal preferido (o yogur natural si lo prefieres) con la fruta que más te guste o que tengas en casa. Los frutos rojos quedan muy bien con el yogur vegetal por su toque ácido, pero también puedes optar por otros más energéticos como el plátano o el mango.

Si quieres el desayuno aún más completo, puedes añadir muesly, avena o frutos secos.

Tortilla dulce

Un desayuno muy paleo que puedes hacer de forma rápida.

Solo tienes que batir los huevos igual que lo harías para una tortilla normal y mezclar con un poco de canela. Esa mezcla la colocas en una sartén y cuando se empiece a hacer por debajo, le colocas algunas rodajas de manzana y doblas la tortilla.

Si prefieres el desayuno salado, puedes sustituir la canela por oréganos y la manzana por aguacate.

Te puede interesar
Poseemos una gran capacidad de adaptación fisiológica a diversos tipos de alimentación. Sin embargo la
Se trata de una pauta alimentaria que se caracteriza por alternar periodos de ayuno y
La dieta Sirtfood saltó a la fama después de conocerse el nombre de algunas de

Coronavirus: Qué hacer para quedarse en casa y no pasarlo (tan) mal

No salir de casa podría parecer, hace unos meses, un plan perfecto, pero esta idea ha perdido su encanto desde que estamos en cuarentena por coronavirus desde hace unos días (una semana para los niños y algo menos para adultos). Es importante saber qué hacer para quedarse en casa y no pasarlo (tan) mal.

Lo primero a tener en cuenta es el motivo.

Cumplir con una obligación se vuelve más sencillo cuando tenemos un motivo para hacerlo.

¿Por qué quedarse en casa?

Muchos tendrán que salir a trabajar pero, si no es tu caso, créeme que estás de suerte.

Hemos escuchado ya mucha información, alguna incluso contradictoria, y es normal llegar a no entender porque nos debemos encerrar.

No es mi intención hablar de este tema sino darte ideas para llevar tu cuarentena lo mejor posible pero creo que es importante saber de qué va el tema (si no te interesa esta parte, salta para el siguiente apartado).

Este virus no es tan mortal como otros pero se contagia fácilmente. Como en todas las enfermedades hay personas con más riesgo y las debemos proteger (un motivo para no salir es evitar que el virus llegue a los demás, incluso a personas de riesgo).

Por otro lado, hay una parte importante de esta situación que no tiene que ver directamente con el virus sino con la capacidad (humana y logística) de respuesta frente al virus y a otras emergencias. Si los hospitales no tienen camas (ni pasillos) libres y todos los profesionales sanitarios están desbordados, las respuestas ante una situación de emergencia (por ejemplo que un niño se rompa una pierna, no hace falta nada muy grave) desviarán recursos necesarios para el apoyo a personas en situación crítica por el covid-19. Vale, es un ejemplo un poco extremo pero los accidentes pasan.

Dicho esto, creo que he dado dos motivos de peso para quedarse en casa y limitar las salidas a lo estrictamente necesario, seamos de riesgo o no. Es el momento de no ser egoístas, de cuidarnos y de trabajar juntos para que se recupere la normalidad lo antes posible (si lo hacemos todos, los contagios bajan y terminamos antes).

¿Qué hacer para quedarse en casa y no pasarlo (tan) mal?

No es fácil. Nuestra sociedad es muy social. Nos gustan los abrazos, los besos, la fiesta y juntarnos con amigos. Y de un día para el otro nos privan de todo eso y nos encontramos aislados.

Podemos pasar la cuarentena llorando y quejándonos o tomar las riendas de la situación y, quizás, salir fortalecidos de todo esto. Si has llegado hasta aquí supongo que lo de quedarse llorando no es lo que quieres.

Antes de seguir, dejar claro que tenemos mucha suerte. Si esto llegara a pasar hace 20 años no sé qué te podría aconsejar hacer. Ya teníamos móviles pero no había tarifas planas de internet… sería la ruina!

Crea una rutina

Lo primero es crear una rutina.

Este paso evitará que pases el día comiendo o sentado sin hacer nada y terminando el día subiéndote por las paredes.

La rutina debe ser adaptada a cada situación y a cada miembro de la casa. Las preferencias de cada uno son distintas y también sus necesidades de sueño, por ejemplo.

Te pongo un ejemplo. Yo soy de las que me levanto temprano incluso los fines de semana y no soporto estar sentada mucho tiempo. Tengo que estar activa y no me gusta demasiado ver la tele. Sin embargo me gusta leer. En mi casa soy la única que no sabe estar sentada más de 5 minutos.

Desayunos especiales

Me sigo levantando temprano y aprovecho que los demás duermen para desayunar tranquila (es mi momento ZEN). También les preparo el desayuno (no porque sea una ama de casa excelente, lo hago por egoísmo, para no aburrirme). Mi hija super contenta por comer gofres (hechos en casa y sin azúcares), tortitas, tostadas con tomate y jamón o lo que se me ocurra ese día. Y los acompaño con un café, así empezamos el día e familia.

Tenemos la oportunidad de hacer desayunos especiales, sin prisas y sin reloj. Aprovechemos la situación.

Teletrabajo o Estudio online

Piensa en un día normal pre-coronavirus. ¿Qué hacías después de desayunar? Puedes hacer lo mismo.

Este es el momento de dedicarte a tu vida laboral o de estudiante (si prefieres hacerlo por la tarde porque tus biorritmos sean tardíos, solo tienes que ir cambiando las horas a cada apartado).

Termina el trabajo pendiente y si ya lo hiciste, adelanta lo que puedas. También puedes dedicarte a preparar ese proyecto que tantas ganas tenías de hacer pero que nunca te daba tiempo.

Y si no tienes nada en que trabajar, ¡estudia!

Hay muchísimos cursos online y seguro que encuentras alguno que te interese. O recupera esos cursos de Inglés que tienes por casa. También hay aplicaciones que te permiten aprender nuevos idiomas. En casa estamos con el italiano y el chino (con este último no aprendemos nada pero nos hartamos de reír, que también es necesario).

Ejercicio físico

El ejercicio físico es una recomendación muy importante para mantener nuestra salud y bienestar y, quizás, la que más se perderá durante la cuarentena.

No podemos salir a correr o a dar un paseo pero tampoco debemos dejar de movernos.

Si no tenéis un gimnasio montado en casa, podéis dedicar parte del tiempo a ejercicios que no necesiten aparatos (créeme, hay muchos).

Según tu estado físico actual, podrás dedicar más o menos tiempo al deporte. Si no lo hacías nunca, es el momento de empezar y crear rutina. Empieza por 5 o 10 minutos si quieres, pero hazlo.

Hay varios ejercicios que puedes hacer, una búsqueda rápida en youtube y seguro encuentras alguno que te venga bien.

Si haces ejercicio, recuerda estirar al terminar y a la ducha.

Prepara la comida con mucho amor

Tienes tiempo para inventar recetas, para probar e innovar.

Entiendo que en los días “normales” no salimos mucho de lo mismo porque no hay tiempo. Sin embargo, ahora tienes tiempo de sobra así que prepara comidas nutritivas y originales. Incluso algo más elaboradas. Recupera esos libros de cocina y haz un Taller de Cocina en casa.

Yo tenía viaje programado para Milán y lo hemos tenido que cancelar. Las ganas de ir eran muchas pero la situación es la que es. Así que hemos decidido hacer el viaje gastronómico sin salir de casa. Con una enciclopedia de cocina del mundo en casa desde hace años y sin abrir porque nunca hay tiempo, ahora lo estamos haciendo. A veces no hay ingredientes (y no hay que salir a comprar si no es necesario) pero buscamos algo que se pueda sustituir y ¡listo!

Después pasaremos a la cocina griega o mejicana (haremos noche de votación antes).

Y si no tienes enciclopedia, seguro que sabes dónde encontrar recetas.

Juegos de mesa

No hace falta estar todo el día con el móvil. Recupera los juegos de mesa y pasa un rato agradable en familia.

Parchís, monopoly, cluedo, mus…

Seguro que tienes alguno por ahí guardado.

También puedes inventar nuevos juegos.Es algo que hacemos en nuestros viajes en coche (solemos hacer viajes largos en las vacaciones de verano, viajando por Europa con el coche, así que nos hemos tenido que buscar entretenimiento a menudo). Y ahora inventamos también en casa.

Uno de nuestros preferidos para el coche es el concurso de la peor canción existente. Te cuento como lo hacemos: Cada uno dice una palabra o frase y buscamos en internet una canción con ese titulo (o similar). Hay que escuchar hasta el final por muy mala que sea. Estando en casa, podemos incluso bailarlas. Te encontrarás con canciones de todo tipo. Si te digo que hemos encontrado una que se llama “zapato ortopédico”, ya te puedes hacer una idea de lo que encontrarás.

Hobbies

No se trata de ocupar los días y no tener tiempo ni para descansar. No es un maratón de actividades que te dejen agotado antes de anochecer. Hay que encontrar qué hacer para quedarse en casa y que te resulte agradable.

Busca un momento durante el día para ti y tus hobbies (aunque muchos se pueden hacer en familia).

  • Pon esa película que querías ver
  • Lee los libros que tenias pendientes por falta de tiempo
  • Dibuja o pinta
  • Haz sudokus o crucigramas
  • Tírate en el sofá escuchando tu música preferida

La Comunidad de Madrid ofrece libros y películas mediante el servicio eBibio, además de una gran variedad de planes y servicios virtuales (puedes incluso visitar museos).

Cuida de tu hogar

Hacer una limpieza profunda es algo que la mayoría tememos. Y el cambio de ropa de temporada…

Ahora tienes tiempo para hacerlo poco a poco. Prepara tu plan de acción y adelanta la limpieza de tu hogar. Puedes utilizar aceites esenciales obtener todos sus beneficios.

Divide tu casa y cada día dedícate a una pequeña parte.

Y si no quieres limpiar y no sabes qué hacer para quedarte en casa y cuidar tu hogar, aprovecha para arreglar lo que puedas. A lo mejor no puedes pintar porque no tienes tinta (y no hay que salir si no es estrictamente necesario) pero puedes lijar o arreglar algo que esté roto y necesite reparación.

Cambia la disposición de los muebles si quieres, limpia debajo del sofá, cose botones en los pantalones que ya no tienen. Seguro que si das una vuelta por casa hay muchísimas cosas que querías hacer y nunca te daba la vida. ¿Qué excusa tienes ahora?

Habla con los tuyos

Estamos aislados y echamos de menos a amigos y familiares. Pero podemos hablar con ellos.

Todos los días hablo por teléfono. Entre las sesiones online y las llamadas a familiares, mi teléfono tiene que estar cagando varias veces al día.

Pero podemos hacer de esas llamadas algo más especial.

Ayer por la noche llamé a mi cuñada (que vive sola) y la invité a desayunar con nosotros. Ya sé que no puede venir, pero hicimos una videollamada esta mañana. Fue realmente divertido desayunar así y la cercanía que hemos podido sentir era real (no tan real como cuando es de verdad, pero lo más real posible).

Comparte tus ideas

Al inicio comenté la suerte que tenemos de contar con la tecnología que existe en la actualidad y que nos ayudará a saber qué hacer para quedarse en casa.

Estar en casa (como mínimo) 15 días evitando salir, sería mucho peor si no existiera el acceso a internet tal como lo tenemos hoy.

Aprovechemos la tecnología para algo positivo. Lo podemos hacer evitando compartir bulos (comprueba antes la información y comparte solo si es verdadera) y noticias alarmistas (si lo que vas a compartir va a generar miedo pero no proporciona ninguna ventaja, no lo hagas y evitarás que personas más sensibles lo pasen realmente mal).

Comparte tus soluciones para combatir el aburrimiento. Posiblemente algo que para ti no tiene importancia, para otro podrá ser una excelente idea que no se le había ocurrido.

Y ahora, ¿ya sabes qué hacer para quedarse en casa?

Te puede interesar
Después de varios días confinados en casa, la ansiedad se hace notar incluso para los
Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se

Ayuno intermitente

El ayuno intermitente es un modo de alimentación habitual en otras culturas y que se puso de moda en España de la mano de algunas famosas como Elsa Pataky y su marido Chris Hemsworth.

Aparte de tendencias y modas, algunos estudios sugieren que el ayuno intermitente proporciona beneficios a nivel cerebral y que puede, incluso, alargar la vida.

Recuerda que si duermes 8 horas, ya estás ayunando durante ese tiempo.

Ayuno Intermitente ¿qué es exactamente?

Se trata de una pauta alimentaria que se caracteriza por alternar periodos de ayuno y de consumo de alimentos.

Al final, nada muy distinto a lo que hacemos a diario: comer y hacer la digestión.

La principal diferencia se basa en que no coincide con las recomendaciones habituales con las que hemos crecido, de comer cada 3 horas. De hecho, recomienda un largo periodo de ayuno que permitirá descansar nuestro sistema digestivo.

Si pensamos en nuestra historia evolutiva, el ayuno tiene su sentido.

Los cazadores y recolectores ancestrales no disponían de una despensa y frigoríficos donde almacenar comida como lo hacemos nosotros. Tampoco podían ir al supermercado a abastecerse siempre que les venía bien.

Es gracias a esa dificultad de conseguir alimento (o por culpa de, según como se mire) que nuestro organismo reserva parte de las calorías ingeridas en forma de grasa. Este tipo de reserva es más favorable para nuestro organismo, ya que le permite almacenar más energía en menos espacio y utilizar cuando lo necesite a través de rutas metabólicas específicas.

También es gracias a esa situación que tenemos la capacidad de aguantar largos periodos son alimento (algunos estudios hablan de hasta 8 semanas).

Métodos de Ayuno Intermitente

Si te interesa el ayuno y quieres probarlo, debes saber que existen varios métodos.

No tienes ni debes empezar por un ayuno estricto y prolongado sin que tu cuerpo se haya acostumbrado.

Lo primero es entender tu biorritmo.

Eres de los que no puede dormir sin haber comido o de los que necesita desayunar para afrontar un nuevo día? La respuesta a esta pregunta te dará el mejor momento de empezar el ayuno.

Si eres de los que no concilia el sueño sin haber comido, será más fácil que empieces tu ayuno después de la cena. ¡Echa tus cuentas! Si cenas a las 22h, suma el tiempo de ayuno que vas a realizar y tienes la hora a la que harás tu primera comida del día

Por otro lado, si como yo necesitas el desayuno para empezar el día, debes echar las cuentas teniendo como base la hora a la que te despiertas. Si desayunas a las 8 de la mañana, solo tienes que restar el tiempo de ayuno que quieres conseguir y te sale la hora de la última comida.

Ayuno 12/12

Este ayuno es el mejor para iniciarse. Se trata de comer durante 12 horas y ayunar las otras 12. Si tienes en cuenta que duermes una media de 8 horas, no es tan difícil.

Si eres tardío, puedes hacer ayuno de 10 de la noche a 10 de la mañana, por ejemplo. Al final es solo retrasar el desayuno. Si prefieres desayunar, ¿qué te parece cenar temprano y ayunar de 7 de la tarde a 7 de la mañana?

Ejemplo ayuno 12/12

Ayuno 16/8

Come durante 8 horas y ayuna durante 16. Aunque parezca más complicado, es perfectamente posible.

Puedes sustituir una de las comidas por una infusión o un café. Por ejemplo, empieza el ayuno después de la comida y sustituye la cena por una infusión. O si lo prefieres, cena normalmente y sustituye el desayuno por un café sólo.

Ejemplo ayuno 16/8

Ayuno eat-stop-eat

Este método implica un ayuno de 24 horas, una o dos veces a la semana.

Es un complemento al 12/12 y 16/8 o se puede hacer fuera de un plan de ayuno habitual.

Podrías saltarte la cena y no volver a comer hasta la cena del día siguiente.

Ayuno 5:2

Este método funciona por días y no por horas y lo puedes hacer más o menos estricto.

Si quieres el método 5:2 menos estricto, comes de forma normal durante 5 días de la semana y los otros 2 días consecutivos no consumes más que 500 kcal diarias.

Si prefieres hacerlo más estricto (recuerda que siempre que algo es muy estricto puede suponer un riesgo para tu salud y debe ser consultado con un profesional), los dos días consecutivos son de ayuno total, consumiendo agua, infusiones y caldos suaves si necesario.

Prepárate para ayunar

Empezar un ayuno debe estar precedido por un periodo de alimentación adecuado.

Come suficientes proteínas y alimentos ricos en fibras. Carne, pescado, legumbres, frutos secos, frutas y verduras deben hacer parte de tu alimentación.

Además, es muy importante que bebas agua.

Durante el tiempo que estés en modo ayuno, podrás seguir bebiendo agua, infusiones y café pero no le podrás echar azúcar ni leche.

El café es un inhibidor del apetito por lo que muchos recurren a él para ayudar en el ayuno. Sin embargo, te recomiendo precaución ya que al ser un estimulante te podrá aumentar la sensación de hambre al poco tiempo y además, si tienes problemas estomacales, puedes empeorar tu situación.

Personalmente, y aunque me encanta el café, prefiero las infusiones relajantes para las últimas horas de ayuno.

Etapas del ayuno intermitente

Cuando terminas el último bocado empieza el ayuno.

Es importante que lo hagas en forma de rutina porque será más fácil para tu organismo.

de 0 a 2 h de ayuno

Tu cuerpo está en un proceso normal de digestión de tu última comida.

Aumenta tu glucosa en sangre, el páncreas produce insulina para que tus células obtengan energía de esa glucosa.

Acabas de comer, no sientes hambre.

de 2 a 5 h de ayuno

La insulina ha cumplido su función y tus niveles de glucosa en sangre bajan.

Si eres de los que está acostumbrado a comer cada 3 horas y has comido poco, empezarás a sentir un poco de hambre pero nada que no se aguante.

Por lo general, en este periodo no hay una real sensación de hambre.

de 5 a 8 h de ayuno

Tu estómago te recuerda que llevas algún tiempo sin comer y empieza esa sensación de hambre. Nada que no se pueda aguantar. De hecho es fácil olvidar esa sensación bebiendo agua o entreteniéndose con algo.

Tus reservas de glucógeno empiezan a disminuir y es posible que pierdas algo de grasa corporal.

de 8 a 10 h de ayuno

Tu hígado empezará a usar las últimas reservas de glucógeno y tu cuerpo entrará en el modo ayuno. La energía que necesitas la conseguirás a través de un proceso llamado gluconeogénesis (vía metabólica con formación de “nueva glucosa”).

Aumenta la quema de grasa corporal para obtener energía.

de 10 a 12 h de ayuno

Tus reservas de glucógeno se terminan y el cuerpo tiene que utilizar la grasa que tienes acumulada para conseguir energía.

Puede que estés un poco más sensible o irritable. Es la falta de comida que te produce esos cambios de humor.

Tu cuerpo está quemando grasa para poder sobrevivir (ya no está tan seguro de tener despensa y supermercados).

Esta etapa es más fácil de llevar si estás dormida. O si ya eres una experta en el ayuno intermitente.

de 12 a 18 h de ayuno

Estás en estado de cetosis.

A falta de azúcar, tu cuerpo está utilizando la grasa corporal como una fuente de energía alternativa, convirtiendo la grasa en cuerpos cetónicos.

En cetosis, además de quemar grasa, produces menos derivados inflamatorios lo que te aportará beneficios.

de 18 a 24 h de ayuno

Cuánto más ayunes, mayor será el efecto de la cetosis.

Ahora el nivel de cuerpos cetónicos está muy aumentado.

Ten en cuenta que llegar aquí implica práctica y , de preferencia, un seguimiento profesional ya que no todas las personas pueden hacer ayunos tan prolongados.

de 24 a 48 h de ayuno

En esta etapa tu cuerpo activa la autofagia.

Las células empiezan a utilizar energía descomponiendo todo lo que no les sirva. Es un reciclaje celular en toda regla.

Te puede interesar
Ya sea porque estás a dieta, porque te quieres cuidar o porque simplemente te apetece
La dieta Sirtfood saltó a la fama después de conocerse el nombre de algunas de
Dietas hay muchas y por ello es importante elegir la que mejor se adapta a

Combatir la ansiedad de forma natural

Vivimos en una época acelerada en la que combatir la ansiedad de forma natural se hace imprescindible.

Pero antes de seguir con la ansiedad, ¡tranquilidad! Me gustaría dejar clara la diferencia entre ansiedad y estrés (no sigamos acelerados buscando respuestas sin entender el proceso). Prometo que después de una breve historia te cuento lo que quieres saber.

En mis talleres de Gestión de Estrés, siempre retrocedo en el tiempo para entender la importancia del estrés en nuestra vida. Aunque nos parezca mentira, ya que culpamos el estrés de la ansiedad que podemos sentir a diario, el estrés es algo positivo que nos ayudó a sobrevivir desde los inicios de nuestra especie.

¿Positivo el estrés?

Retrocedamos en el tiempo…

Estamos en cualquier periodo de la Historia anterior a la civilización tal como la conocemos hoy. Debemos sobrevivir a una naturaleza hostil y buscar comida, compitiendo contra otros animales para poder sobrevivir.

Vamos a poner en marcha nuestra imaginación. Buscando comida nos encontramos con un grupo de leones que hacen los mismo que nosotros. Debemos decidir en segundos qué hacer: luchar o huir (la otra opción, la de quedarnos bloqueados e inmóviles no nos viene bien). En nuestro cuerpo se liberan una serie de hormonas (hormonas del estrés como el cortisol) que nos permiten llevar a cabo la acción elegida (lo que hacen es detener las acciones no necesarias como la digestión para potenciar las que necesitamos como la visión, concentración y fuerza).

Aquí hay dos posibilidades. O te han matado y se acabó el estrés, o has conseguido salir vivo y se acabó el estrés.

Pero ¿a qué viene esa historia de leones y vivir o morir?

Actualmente no es probable que encontremos leones en nuestro día a día. Por lo menos, no leones como tal. Sin embargo a diario nos exponemos a nuestros “leones”. Son esas preocupaciones que te quitan el sueño, te perjudican la digestión y te dan dolores de cabeza.

Al contrario que en nuestra historia, los “leones” actuales no dejan nunca de perseguirnos. No nos matan pero tampoco podemos huir ya que viven dentro de nosotros. No alcanzamos ese momento de se acabó el estrés. Y vivir en estrés constante nos genera mucha ansiedad.

¿Cómo combatir la ansiedad de forma natural?

Has leído la historia de los leones que te acabo de contar?

¿Te imaginas vencer a los leones y, en vez de seguir buscando comida, pararnos en la mitad del nada recreando la batalla y contando en voz alta todos los detalles, incluyendo incluso otras posibilidades? Esos “si no hubiera hecho tal cosa en ese momento estaría muerto ahora mismo“. Nos moriríamos de hambre o sucumbiríamos a otros animales hambrientos.

La primera recomendación que te puedo hacer para combatir la ansiedad de forma natural es justo trabajar en la causa, gestionando las emociones.

Hay varias técnicas que te permiten trabajar las emociones que están por detrás de la ansiedad: hipnosis, talleres de gestión de estrés o emociones, creación de rutinas favorables o incluso meditación guiada.

Lo importante es aprender a gestionar esas emociones para que te aporten fuerza y actitudes positivas (lucha o huye de los leones, pero si huyes no te quedes pensando en ellos toda la vida).

Las siguientes recomendaciones no van a la causa así que son válidas para momentos puntuales de “leones” o para ayudar en el proceso:

  • Baño caliente de 15 minutos con música ambiente al terminar el día. Sin prisas. Sin leones. Con velas, si quieres.
  • Aceites esenciales de lavanda, azahar o naranja (los puedes añadir en el baño). También puedes ver otros aceites esenciales e ir alternando o eligir el que más beneficios te aporta.
  • Infusiones relax. Las hay ya mezcladas como la Yogi Tea Bio Relax o puedes preparar una mezcla a tu gusto (por ejemplo, con pasiflora, tila e hierbaluisa).
  • Suplementos de magnesio y vitaminas del grupo B (en caso de suplementos siempre te aconsejo que hables con un profesional ya que algunos podrán no ser aconsejados para ti. Por ejemplo, el hipérico interacciona con algunos fármacos. Un naturópata te podrá indicar una buena opción para tu caso).

¿Qué más puedo hacer?

  • Aceptar que no lo puedes controlar todo;
  • No buscar la perfección: haz lo mejor que puedas sin criticarte más;
  • Escribir un diario (te puede ayudar a liberar emociones y a encontrar la causa);
  • Mantener una actitud positiva;
  • Reemplazar pensamientos negativos por otros positivos;
  • Respirar profundamente;
  • Contar hasta 10 (o 20, o 30…).
Te puede interesar
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de
Nos esperan días fríos, de esos de manta y sofá. y por qué no, de
El Qi Gong es una técnica que trae muchos beneficios en todas las edades

Tiempo de Gripes y Resfriados

Se acerca el mes de febrero y con él el tiempo de gripes y resfriados.

La llegada del invierno contribuye al aumento de enfermedades respiratorias pero es en febrero cuando se verifica habitualmente un aumento en los casos.

¿Cómo diferenciar entre gripe y resfriado?

La gripe y el resfriado tienen alguna sintomatología en común por lo que es algo común confundirse.

No obstante, ambas enfermedades son distintas y en el tiempo de gripes y resfriados es importante diferenciarlas.

Para empezar, aunque ambas son provocadas por virus, se tratan de virus distintos.

Resfriado: rinovirus y coronovirus

Por un lado, el resfriado suele estar provocado por rinovirus o coronovirus (este último, un nombre muy actual debido a la reciente epidemia de China).

Estos tipos de virus son más habituales y no suelen mutar tanto por lo que generalmente no son causantes de epidemias aunque puede pasar (de hecho, se está viendo actualmente cómo es noticia, con más de 4000 casos por el mundo como se puede ver en algunos mapas de contagiados que las principales cadenas facilitan, en tiempo real).

Volviendo al resfriado común, suele surgir de una forma gradual y no se queda mucho tiempo. Suele provocar congestión nasal, estornudos, tos, mucosidad, además de dolor de garganta y cabeza. Raramente hay un aumento de temperatura y si surge no se suele elevar mucho. Aparte del cansancio y malestar general, puede que se pierda el apetito pero es algo que no se alarga en el tiempo.

Gripe: Influenza

A su vez, la gripe es causada por un “Influenza”, principalmente del tipo H1N1. El virus de la gripe tiene una particularidad interesante (y molesta) que es su gran capacidad de mutación. Esta particularidad hace que sus síntomas puedan variar en intensidad y en forma. También esas modificaciones en el virus son las culpables de las epidemias que suelen aparecer ya que nuestro organismo no lo reconoce y tarda algún tiempo a reaccionar al ataque.

La gripe aparece de forma súbita y tiene una duración más larga.

La sintomatología de la gripe es más debilitante que en el caso del resfriado. Sus síntomas son más intensos y suele haber fiebre alta durante un par de días. Además, el malestar es mucho más intenso, con fuertes dolores musculares.

¿Se puede prevenir?

La mejor forma de prevención de gripes y resfriados es mantener un sistema inmunitario fuerte.

Estamos hablando de virus ya muy conocidos de nuestras defensas (aunque el Influenza juega bastante al despiste) y si mantenemos nuestro estado óptimo de salud podemos responder mejor al ataque de uno de estos virus. No significa que no nos afecte, pero si estamos fuertes lo llevaremos mejor.

Y, ¿cómo trabajar nuestro estado óptimo de salud?

Una dieta variada ayudará bastante a mantener el sistema inmunitario fuerte. Al final, comer es nutrir nuestro organismo para que nada le falte y pueda desempeñar sus funciones.

Aparte de hábitos de vida saludables, se pueden tomar precauciones para evitar el contagio. Así, lavar las manos con frecuencia puede tener sus beneficios al igual que evitar el contacto con personas que ya estén contagiadas.

Eso sí, no te olvides que los virus son muy diminutos y no los podrás ver. Por mucho cuidado que tengas, es fácil contagiarse. Piensa en las veces que tocas algo y sigues haciendo tu vida (abrir puertas, la silla del bar del desayuno,…). No te lo digo para que te asustes sino para que intentes poner también de tu parte.

Si ya estás contagiado, evita contagiar a los demás. Si estornudas, tapa la boca con el ángulo interno del brazo o un pañuelo desechable en vez de hacerlo con la mano y evitarás pasar los virus a las superficies en las que tocas.

Tiempo de gripes y resfriados
Te puede interesar
Después de dos semanas en casa, ya conocemos mucha información del covid19 y cómo se
La aromaterapia es una técnica natural muy útil para combatir la ansiedad. Se trata de
Nos esperan días fríos, de esos de manta y sofá. y por qué no, de