Hay varias técnicas naturales a las que puedes recurrir para alcanzar tu estado óptimo de Salud.

La elección entre una u otra depende tanto de lo que te preocupe como de tus preferencias. Por ejemplo, para acompañarte en el proceso de dejar de fumar (o cualquier otro que se te ocurra), puedes recurrir a la acupuntura o a la hipnosis (entre muchas otras que podría mencionar). También podrás hacerlo con el apoyo de un psicólogo o simplemente con tu fuerza de voluntad. Lo realmente importante es encontrar la técnica que mejor se adapta a ti y a tu momento, la técnica que efectivamente te facilitará el proceso.

Entonces, ¿cómo elegir una?

Bueno, no hay una única respuesta acertada. Seguramente ya tengas una idea de lo que quieres pero si no es tu caso, lo que te puedo recomendar (así, sin conocerte ni saber qué te preocupa) es que optes por una consulta de naturopatía. Es la más general y en la que englobo todas las demás técnicas. Otra opción es que me contactes y buscaremos la técnica más adecuada.

No obstante, si prefieres tener una idea de cada técnica para poder hacer una elección consciente, te invito a seguir leyendo la información detallada de cada una de ellas, que encontrarás siguiendo los enlaces.

  • Acupuntura
  • Auriculopuntura
  • Fitoterapia
  • Shiatsu
  • Cupping
  • Moxabustión
  • Aromaterapia
  • Biorresonancia

La biorresonancia parte de la primicia que nuestro cuerpo tiene capacidad para su auto-curación, siendo el desequilibrio una alteración energética que, al desarrollarse, se puede convertir en una alteración funcional.Nace alrededor de los años 70, basada en la biofísica y la teoría cuántica, más específicamente en el principio de la dualidad de la materia y la energía.

Haciendo un poco de Historia, en 1975 el Dr. Fritz Popp estudió el ADN y sus señales de naturaleza electromagnética que modulan el comportamiento celular. En 1978, Ross Adey determinó que las membranas celulares tenían también acción en la comunicación celular, con unas características mensurables de forma, frecuencia y amplitud. Dentro de unos criterios específicos, las células regulan entonces sus actividades mediante la información que obtienen del entorno.

Las señales electromagnéticas actúan, entonces, como medio de comunicación dentro del organismo. Utilizando ondas electromagnéticas, regulamos el organismo y lo mantenemos en equilibrio.

Aunque en la biorresonancia se utilice esta comunicación celular de una forma positiva, para regular el organismo, el estímulo celular a través de vibraciones puede tener su lado negativo, por ejemplo, cuando las ondas de telefonía móvil o los campos magnéticos del entorno actúan, llevando al desequilibrio.

En una sesión de biorresonancia se buscan las causas energéticas de los desequilibrios para poder facilitar el proceso de auto-curación a través de frecuencias adecuadas, ya sea con metaterapia (en la misma sesión de biorresonancia) u otras terapias de vibraciones como la Homeopatía o las Flores de Bach.

Los resultados se pueden percibir de forma inmediata, aunque lo más común es necesitar alrededor de 4 sesiones para desequilibrios recientes o 10 sesiones para condiciones crónicas.

Al estar trabajando en las frecuencias fisiológicas del individuo, no presenta contraindicaciones ni efectos secundarios. Tampoco hay riesgo de interacciones con medicamentos o suplementos, lo que hace de la biorresonancia una terapia 100% segura.

Para saber más sobre la Biorresonancia se puede seguir el enlace y descubrir una herramienta innovadora y alternativa para regular el organismo y mantenerlo en equilibrio.

  • Reflexología podal
  • Coaching Nutricional
  • Coaching Personal