Las lámparas de sal, sus beneficios y cómo elegirlas

Las lámparas de sal no son un simple objeto de decoración.

Es cierto que son preciosas y que aportan una calidez increíble al espacio dónde se encuentran, pero sus beneficios son muchos más que estéticos.

Son bloques puros de sal de Himalaya en cuyo interior se coloca una fuente de luz (una vela o bombilla) y que, según el Feng-Shui, transmiten buena energía al espacio en que se encuentre.

Además, son un excelente regalo con un significado especial (lo puedes descubrir aquí).

Beneficios de las lámparas de sal

Su principal función es ionizar el aire. Los bloques de sal del Himalaya emiten iones negativos que equilibran el ambiente y absorben el exceso de ondas electromagnéticas (se pegan a los iones positivos emitidos por los dispositivos electrónicos). Son los anti-radicales libres de tu hogar.

Pero no es todo.

  • Potencian la relajación
  • Mejoran la calidad del descanso y de la concentración
  • Reducen la electricidad estática del aire
  • Ayudan a eliminar el polvo y los contaminantes del aire
  • Neutralizan la radiación electromagnética
  • Mejora el estado de ánimo
  • Incrementa los niveles de energía y bienestar

Todos estos beneficios resultan en un mejor estado óptimo de salud, visible tanto a nivel nervioso y emocional como también respiratorio y circulatorio.

Si quieres aportar a tu hogar el bienestar que una lámpara de sal te puede proporcionar, seguro que ya has encontrado varias de distintos tamaños, formatos y precio. Sólo tienes que decidir cuál o cuáles quieres.

Cuánto al precio, poco tengo qué decirte. Es preferible pagar un poco más y comprar una lámpara de sal en condiciones. Aunque te parezca mentira las hay falsas, hechas con material distinto y de peor calidad. A simple vista no es fácil de distinguir pero no tendrás los beneficios de la lámpara y seguramente se estropeará enseguida con la humedad.

¿El tamaño importa?

Aunque la importancia es relativa, sí es algo a tener en cuenta al comprar tu lámpara de sal.

Para elegir el tamaño más adecuado, vamos a tener en cuenta 3 factores:

  • Tamaño de la habitación
  • Tiempo que se pasa en la habitación
  • Cantidad de radiación electromagnética

Así, cuánto más pequeños sean cada uno de esos factores, más pequeña podrá ser la lámpara.

Aquí no hay una fórmula matemática basada en intensivos estudios científicos. Tendrás que utilizar tu sentido común y probar. Ten en cuenta que por muy gigantesca que sea, no tendrá efectos nocivos para tu salud aunque quizás tengas que salir tu de casa para que pueda entrar la lámpara (y te costará más). Intenta encontrar un tamaño que se ajuste a tus necesidades y que quede estéticamente equilibrado.

Para darte una idea del tamaño que debería tener la lámpara, vamos a suponer que la pondrás en una habitación sin demasiados electrodomésticos y en la que pasas algún tiempo. Ahora mismo estoy pensando en mi habitación, que apenas tiene un reloj despertador de los antiguos (con radio) y el tiempo que paso es el que tengo para dormir. Mi habitación tiene un poco más de 12 m2 así que, con el cuadro de medidas que ha facilitado Naturae20, debería elegir una lámpara de entre 3 y 5 Kg (como no estoy mucho tiempo en la habitación y tampoco tiene muchos aparatos eléctricos, con una de 3 Kg sería suficiente).

Medidas de lámparas de sal aconsejadas por Naturae20

En cambio, mi salón tiene 20 m2 y varios aparatos (tele, teléfono, impresora y ordenador) y es dónde paso gran parte del día, principalmente desde que hago la mayoría de mis sesiones desde casa. En el salón me interesa invertir un poco más y comprar la lámpara de, por lo menos, 6 Kg para disfrutar de sus beneficios.

¿USB o de mesa, normales o más elaboradas?

Formatos de lámparas hay muchísimos y seguro que encontrarás alguna que te encanta. En ese caso, no lo dudes: ¡te ha elegido!

El formato en sí no altera los beneficios que la lámpara te pueda aportar aunque sí hay que tener en cuenta tus preferencias y el local dónde tienes pensado colocarla.

Si hablamos de las de mesa, entonces tienes muchos formatos a elegir. Qué suerte poder elegir la que más se adapte a tu decoración sin tener que prescindir de beneficios, ¿verdad?

Las lámparas USB son geniales si trabajas mucho con el ordenador (y más si lo tienes que llevar de un lado para otro). También puedes conectarlas a la luz con la base de un cargador del móvil pero si la vas a dejar fija, no creo que te interese comprar USB. Son más pequeñas y el precio es similar a una lámpara de las más pequeñas (que siempre será un poco más grande que las portátiles). Personalmente tengo una usb que conecto a mi ordenador cuando estoy en las consultas. También la puedo conectar en el coche aunque, sinceramente, nunca lo hice.

Con tantos beneficios y tantas para elegir, ¿por qué no tener varias?

Te puede interesar
Después de varios días confinados en casa, la ansiedad se hace notar incluso para los
Los problemas para dormir son muy habituales en la mayoría de las casas, aunque sea
Hay varias técnicas que te permiten trabajar las emociones que están por detrás de la
error

¿Te parece interesante la información? Comparte con los tuyos