Desayunos especiales

Empezar el día con el pie derecho está bien, pero hacerlo con desayunos especiales ya es algo increíble.

Ya sea porque estás a dieta, porque te quieres cuidar o porque simplemente te apetece probar un desayuno nuevo, he querido hacer una pequeña lista de desayunos especiales que te pueden aportar algo más que alimento al estómago.

Ten en cuenta que es algo muy general y que tendrás que adaptar a la dieta que sigas, ya sea vegana, paleo o la que prefieras.

Sándwich de Salmón

Si eres de los que prefiere un buen bocata de desayuno, hay alternativas a la tostada con mermelada y mantequilla.

Te recomiendo probar un sándwich bastante completo que te hará desear volver a escuchar el despertador.

Utiliza tu pan preferido (integral, con semillas, de centeno o sin gluten si es necesario). Lo untas con un poco de queso crema y añades espinacas frescas. salmón ahumado, unas rodajas de tomate y un poco de cilantro.

Porridge de avena con manzana y canela

Un desayuno con un toque inglés que te mantendrá saciada toda la mañana.

Echa medio vaso (pequeño si es para una persona) de avena en una cazuela o tu robot de cocina, un vaso de leche o bebida vegetal, un poco de canela y media manzana troceada.

Lo llevas a fuego lento, moviendo siempre, hasta que los copos de avena estén más blandos (a tu gusto), lo retiras del fuego y le añades un poco más de canela y miel (si le quieres dar un poco de dulzor, aunque con la manzana no es necesario).

Bizcocho de calabaza con queso azul y nueces

La calabaza es un alimento muy nutritivo, ideal para los que prefieren desayunos de sabor dulce (si quieres puedes conocer todos sus beneficios).

Hay que tener en cuenta que las recetas de pasteles suelen llevar una cantidad grande de azúcar y que no es saludable si se come a diario. Pero no pasa nada por comer un día de forma excepcional. Otra opción es reducir bastante el azúcar de la receta. Yo lo suelo eliminar del todo cuando utilizo calabaza ya que su sabor es dulce, aunque también puedes hacer una receta que ya no lo incluya (te dejo receta de un bizcocho de calabaza sin azúcar para que veas que existen).

Cuando tengas el bizcocho de calabaza hecho, le puedes añadir un poco de queso azul (el contraste de sabores queda muy bien) y unas nueces troceadas. Así lograrás desayunos especiales y originales.

Yogur vegetal con frutas

Este desayuno es rápido y fácil de hacer, muy útil para esos días en los que te levantas sin tiempo para nada.

Apenas tienes que mezclar en un bol tu yogur vegetal preferido (o yogur natural si lo prefieres) con la fruta que más te guste o que tengas en casa. Los frutos rojos quedan muy bien con el yogur vegetal por su toque ácido, pero también puedes optar por otros más energéticos como el plátano o el mango.

Si quieres el desayuno aún más completo, puedes añadir muesly, avena o frutos secos.

Tortilla dulce

Un desayuno muy paleo que puedes hacer de forma rápida.

Solo tienes que batir los huevos igual que lo harías para una tortilla normal y mezclar con un poco de canela. Esa mezcla la colocas en una sartén y cuando se empiece a hacer por debajo, le colocas algunas rodajas de manzana y doblas la tortilla.

Si prefieres el desayuno salado, puedes sustituir la canela por oréganos y la manzana por aguacate.

Te puede interesar
Poseemos una gran capacidad de adaptación fisiológica a diversos tipos de alimentación. Sin embargo la
Se trata de una pauta alimentaria que se caracteriza por alternar periodos de ayuno y
La dieta Sirtfood saltó a la fama después de conocerse el nombre de algunas de

Comentario (1)

  • Coronavirus: Qué hacer para quedarse en casa y no pasarlo (tan) mal| marzo 19, 2020

    […] la oportunidad de hacer desayunos especiales, sin prisas y sin reloj. Aprovechemos la […]

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    error

    ¿Te parece interesante la información? Comparte con los tuyos